Más de 25.900 personas opositarán este fin de semana en toda España a una de las 1.671 plazas para la escala de cabos y guardias de la Guardia Civil ofertada este año.

Del total de aspirantes, 7.620 son mujeres, es decir un 29,3%, la mayor cifra histórica. En cuanto al nivel de formación, destacan un total de 6.087 titulados universitarios, entre los que hay 1.554 con el título de máster y 18 con el de doctorado. Por rango de edad, la mitad de los aspirantes se sitúa entre los 23 y los 30 años, dejando la edad media de aspirantes en 28 años.

La fase de oposición se divide en cuatro pruebas: conocimientos, físicas, entrevista personal y reconocimiento médico. Para el examen de conocimientos, la Guardia Civil ha establecido 19 sedes, ubicadas en 13 Comunidades Autónomas distribuidas de la siguiente forma: Alicante, Baeza, Cádiz, Calatayud, Gijón, Granada, Gran Canaria, León, Logroño, Madrid, Málaga, Palma de Mallorca, Mérida, Murcia, Santa Cruz de Tenerife, Sevilla, Toledo, Valencia y Vigo.

Anuncios
Anuncios

La información sobre las sedes, incluyendo planos y croquis para facilitar el acceso a las mismas, se ha difundido a través de la página web de la Guardia Civil. Previamente, se ha llevado a cabo la primera fase, la de concurso, en la que se han evaluado los méritos que cada opositor añade a los requisitos mínimos exigidos para poder participar en estas pruebas selectivas. Tener entre 18 y 40 años, nacionalidad española, carecer de antecedentes penales o contar como mínimo con el título de educación secundaria son algunos de los requisitos necesarios.

La prueba practicada este sábado y domingo consiste en la realización de una serie de test sobre conocimientos teóricos generales, idiomas, ortografía y psicotécnicos. Este año y como novedad será la primera vez que se realiza una prueba de gramática. Los opositores que obtengan puntuación suficiente en esta prueba de conocimientos serán convocados para las pruebas físicas: una prueba de velocidad, carrera de 60 metros, una prueba de resistencia carrera de 2 kilómetro de distancia, una prueba de fuerza consistente en la realización de un número determinado de flexiones según el sexo y una prueba de natación de 50 metros.

Los que superen estas últimas pruebas serán sometidos a una entrevista personal para evaluar su idoneidad psíquica para el puesto de trabajo al que optan y finalmente un reconocimiento médico para valorar su estado de salud y aptitud física. Los aspirantes que culminen el concurso-oposición se incorporarán a
la Academia de Guardias de Baeza (Jaén) y al Colegio de Guardias Jóvenes “Duque de Ahumada” de Valdemoro (Madrid), donde recibirán su formación profesional durante un curso académico.