Los datos turísticos del mes de julio que refleja la encuesta de ocupación del INE, y teniendo en cuenta el índice de precios al consumo, han sido finalmente positivos, corrigiendo quizás esa primera impresión que se tenía en el sector sobre un mes de julio muy condicionado por causas exógenas y que finalmente, no lo ha sido tanto.

El concejal de turismo, Jorge Villar, ha recordado que “fue un mes muy duro por los fuegos en nuestra provincia y las diferentes olas de calor, especialmente en las 2ª y 3ª semanas, tras un buen inicio, y un repunte en una buena 4ª semana gracias a los puentes en distintas comunidades y a la jura de bandera del 22 de julio”.

En cuanto a las pernoctaciones, fueron un total de 44.240, lo que supone una subida del 2,1%, es decir en 915 noches, sobre un 2021 que fue ya un mes muy positivo tras la apertura, una subida del 66% sobre 2020 y un descenso del 2% de 2019, que marcaba el máximo histórico.

Anuncios
Anuncios

En cuanto a los viajeros, un total de 30.795 viajeros se hospedaron en nuestra ciudad, un 2,5% menos que el año pasado, pero supone un claro crecimiento del 67% sobre el 2020, y en los mismos números que en 2019.

Y en cuanto a la estancia media, fueron 1,44 noches por estancia, un crecimiento del 4,7% sobre el 2021, números similares al 2020 y 2019.

Son datos bastantes significativos, ha incidido, teniendo en cuenta estos factores que a priori parecía que iban a tener un gran impacto, pero que han influido menos de lo esperado. El comportamiento del sector turístico ha sido correcto y en la línea que está siguiendo en nuestra ciudad”.

“El turismo es uno de los motores principales de nuestra economía y desde el equipo de Gobierno seguiremos trabajando para que esta tendencia tan positiva continúe y seguir consolidándonos como referentes en el turismo en Extremadura, y apoyando al sector que tan importante es para nuestra ciudad”, ha aseverado Villar.