El proyecto artístico ‘Expiral Extrema’, vinculado al patrimonio inmaterial de Extremadura, se inaugura este sábado en la localidad cacereña de Plasencia.

Forma parte del proyecto ‘Xacobeo. Una ruta por los territorios de nuestro imaginario’, de Acción Cultural Española (AC/E), en el marco del Xacobeo 21-22.

Se trata, así, de un proyecto de carácter supra-autonómico, colaborativo e interdisciplinar en torno al patrimonio cultural inmaterial y la creación artística contemporánea.

Anuncios
Anuncios

Para el desarrollo del proyecto nacional, AC/E ha contado con la colaboración del Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE) y de la Dirección General de Industrias Culturales, Propiedad Intelectual y Cooperación, del Ministerio de Cultura y Deporte.

Gracias a la complicidad de la Subdirección General de Cooperación Cultural con las Comunidades Autónomas, y en el marco del Consejo Jacobeo, se han sumado a este proyecto, ocho Comunidades Autónomas vinculadas al Camino de Santiago, en concreto, Asturias, Andalucía, Aragón, Cantabria, Castilla y León, Extremadura, Galicia y La Rioja, además de la colaboración de Navarra, informa en nota de prensa Acción Cultural Española.

La inauguración en Plasencia tendrá lugar el próximo sábado a las 20,00 horas, en el Auditorio Complejo de Santa María, e irá acompañada de una visita guiada por la comisaria Marta Oliveres y las artistas María Navascués y Maria Gironza (Food Arquitectura) al Museo Etnográfico Textil Pérez Enciso y a la Asociación Gastrónomica El Mangurrino, en la que los visitantes podrán degustar la cultura gastrotectónica extremeña.

La propuesta se concreta en la realización de 19 escenografías originales en las que se ofrecerá a los 80 invitados una innovadora fusión de la tradición, el presente y el futuro de una cuidadosa selección de alimentos típicos extremeños, entre los que se encuentran entre otros el higo, la cereza del Jerte, el Pimentón de la Vera, y el Cabrito.

Se trata en definitiva de «espacializar recetas», espacializar rituales sociales, relatos hegemónicos, y escenografíar de manera creativa, arquitectónica, comestible y por capas la historia del lugar.

Será un evento en el que el invitado vivirá una «experiencia sensorial lúdica y gastrotectónica única».