La Asamblea de Extremadura ha reafirmado este martes, 6 de septiembre, su compromiso con las víctimas del terrorismo, referentes del sistema democrático y símbolos de la defensa de la libertad y del Estado de derecho frente a quienes amenazan con destruirlo.

La Cámara autonómica ha acogido el acto institucional de Homenaje a las Víctimas del Terrorismo, donde los cuatro grupos políticos con representación en el Parlamento regional han dado lectura a una declaración institucional aprobada por unanimidad en la manifiestan su responsabilidad en la defensa de los valores y principios en los que se basa la convivencia democrática.

En el transcurso del acto, que ha contado con la presencia del presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y la presidenta de la Asamblea de Extremadura, Blanca Martín, entre otras autoridades, se ha descubierto una placa en la fachada principal del Parlamento extremeño en señal de recuerdo y homenaje permanente a las víctimas del terrorismo.

Anuncios
Anuncios

La misma ha sido descubierta por los representantes de las víctimas, el presidente de la Asociación Extremeña de Víctimas del Terrorismo, José María Antón, y la delegada de la Asociación de Víctimas del Terrorismo en Extremadura, María José Ruíz, quienes han realizado también una ofrenda floral.

En la placa descubierta reza la leyenda “A todas las víctimas extremeñas del terrorismo, símbolo de la defensa de la libertad y del Estado de derecho”. En este sentido, la declaración institucional recuerda que Extremadura no ha sido ajena al sufrimiento y a la barbarie que ha supuesto el terrorismo en la historia reciente de España debido a organizaciones terroristas que han tratado de imponer por la fuerza un determinado proyecto político infundiendo miedo en la sociedad.

“Extremadura no ha sido ajena al sufrimiento (…), jamás ha escatimado en muestras de solidaridad hacia las víctimas y sus familiares”, recoge el texto, que también recuerda que las instituciones públicas tienen el deber moral y jurídico de condenar la barbarie terrorista y de reconocer públicamente a las víctimas y potenciar la memoria colectiva.

Así, destaca que la Cámara regional afirma que las víctimas son el exponente de una sociedad que se ha otorgado un régimen de convivencia en paz basado en unos derechos, libertades y obligaciones que sirven de base para una sociedad plural, democrática, social y de derecho que no se doblega ante nada ni nadie que pretenda contraria el orden de progreso otorgado desde el diálogo, el consenso y el respeto.

“Desde este convencimiento aprobamos en 2020 por unanimidad la Ley de apoyo, asistencia y reconocimiento a las víctimas del terrorismo de la comunidad autónoma de Extremadura”, indica la Declaración, texto que recuerda que el objeto de aquella norma es precisamente el reconocimiento a las víctimas y al resto de las personas que se han visto golpeadas por la acción terrorista.

Así, los grupos parlamentarios han manifestado su responsabilidad en la defensa de los valores y principios en los que se basa la convivencia democrática, además de “recuperar el espíritu unánime” de solidaridad del pueblo extremeño y su compromiso permanente con todas las personas que lo han sufrido o puedan sufrir en el futuro cualquiera forma de terrorismo.