La presidenta del Partido Popular de Extremadura, María Guardiola, ha reclamado un modelo de financiación autonómica que mida «adecuadamente» el «coste efectivo» de la prestación de los servicios y que tenga en cuenta la superficie y extensión de la comunidad.

«Un modelo que por supuesto cuente con más recursos del Estado y al que se le acompañe una inversión que corrija los desequilibrios interterritoriales», ha explicado, al tiempo que ha indicado que no se queda solo en reclamar recursos suficientes, ya que «no hay que confundir suficiencia financiera con solidaridad».

«La necesidad que tenemos de contar con recursos suficientes para asumir las competencias que tenemos no debe confundirse con el deber del Estado de invertir en aquellos territorios que estén más desfavorecidos, como es el caso de Extremadura, y no debe confundirse con la obligación que tiene el Estado de dotar de infraestructuras y las conexiones necesarias que necesita nuestra tierra y por supuesto no debe confundirse con la de promover un crecimiento justo y equilibrado de España», ha apuntado.

Anuncios
Anuncios

La líder del PP extremeño ha hecho estas declaraciones durante una rueda de prensa en el desde Mérida y en la que ha estado acompañada por el secretario general del PP extremeño, Abel Bautista, y la portavoz del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea, Cristina Teniente.

Durante su comparecencia, la presidenta del PP de Extremadura ha manifestado su «firme compromiso» en la defensa de un sistema de financiación autonómica «justo» y que asegure que los servicios educativos y sanitarios en la región cuenten con los ingresos que sean suficientes y «acordes con lo mucho que nos cuesta en esta tierra prestar esos servicios».

De este modo, Guardiola ha explicado que, con motivo de la visita este jueves a Extremadura de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, le ha escrito una carta al presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, en la que le pide que trabajen juntos para que lleguen a la región los recursos que la región merece.

«Solo quiero que luchemos unidos y con lealtad al pueblo extremeño para pedir, ni más ni menos, que lo que nos corresponde, no estamos mendigando nada, solo queremos lo que es justo para nosotros, lo que merecemos», ha aseverado.

A su vez, Guardiola también ha considerado que la región tiene tres «grandes problemas»: el paro, la pobreza y la despoblación. De este modo, la presidenta ha dicho que Extremadura necesita «con mucha urgencia» que se retome el debate de la reforma de la financiación autonómica, algo que pensaba y exigía Vara cuando gobernaba Mariano Rajoy.

En esta línea, ha instado a Fernández Vara a que aproveche la visita de la ministra Montero para que el Gobierno central gestione «a favor de los extremeños» y deje de ignorar «problemas acuciantes» en Extremadura.

Asimismo, «la reforma del Sistema de Financiación es perentoria, necesitamos que se abra ese debate ya. La complicada situación que están viviendo las familias y las empresas de nuestra región va a ir cada vez a peor y no se nos puede olvidar que lo que está en juego es el futuro de nuestra tierra», ha indicado.

Además, ha asegurado que si el Gobierno regional no pelea por obtener más recursos, más infraestructuras y más «proyectos reales», con «ilusión» y «afán de relevancia», Extremadura estará condenada al «ostracismo», al tiempo que se ha preguntado por qué la región sigue siendo Objetivo 1 para Europa y no lo es para Pedro Sánchez.

Por ello, ha anunciado que el Grupo Popular en la Asamblea va a registrar una propuesta para que «no se aplace más lo que es absolutamente urgente», en su opinión, y que es que se reforme el sistema de financiación para atender a las regiones que, como Extremadura, «se descuelgan cada vez más de la media».

Del mismo modo, ha confiado en que Vara responda a su carta, pero ha dicho que no le importa si no contesta, ya que lo importante es que le diga a la ministra Montero que asuma el «compromiso» de atender las necesidades de las familias y empresas extremeñas. «Aquí lo que necesitamos son hechos, realidades, desde luego con palabras no se encienden bombillas, ni se llenan las neveras», ha dicho.