La presidenta del Partido Popular de Extremadura, María Guardiola, ha propuesto al presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, un pacto para «impulsar» y «recuperar» la sanidad en la región, ya que defiende que este ámbito debe quedar fuera de toda «discrepancia política».

Del mismo modo, la líder del PP ha considerado que la situación de la sanidad no tiene fácil solución a corto plazo y ha estimado necesario dotarse de un nuevo modelo de gestión sanitaria «de calidad».

Guardiola ha realizado estas declaraciones tras participar, junto a la vicesecretaria general de Política Social del PP, María del Carmen Navarro, en un encuentro con extremeños de diferentes sectores de la sanidad.

Anuncios
Anuncios

Cabe destacar que, entre otros puntos, este pacto contempla la habilitación de forma «extraordinaria y urgente» las partidas que sean necesarias para recuperar aquellos servicios que hayan sido suprimidos durante la pandemia.

A su vez, María Guardiola pide un plan de garantía y calidad sanitaria escuchando previamente a los afectados con el objetivo de recoger una memoria económica que deberá ser trasladada a los Presupuestos Generales de Extremadura.

Otro aspecto a tener en cuenta sería tener «especial mimo» y «cuidado» hacia la atención sanitaria desmantelada e implantar un modelo sanitario que vele por la cercanía y por el contacto con el paciente para «devolver el carácter de universal» a la Atención Primaria.

Del mismo modo, este pacto propuesto por el Partido Popular  pretende recuperar un servicio «digno» de transporte sanitario terrestre, así como «dignificar laboralmente» a los profesionales sanitarios y ofrecerles una estabilización en su contratación.

Por otro lado, se quiere establecer un «compromiso firme con todas las instituciones por la «necesaria reforma» del sistema de financiación autonómica para proporcionar los recursos precisos de cara a prestar un servicio «de manera adecuada».

Finalmente, el pacto por la sanidad del PP propone incorporar las nuevas tecnologías a la sanidad y establecer un plan de choque frente a las «interminables listas de espera».

«Los ciudadanos están cansados de chiquillería política, de pasarnos la pelota de un tejado a otro, de debates estériles y lo que quieren es que seamos políticos adultos, que tomemos decisiones responsables», ha remarcado la presidenta del PP de Extremadura.

Por ello, ha insistido en que quiere tender la mano al presidente de la Junta para «impulsar» y «recuperar» la sanidad en Extremadura, ya que la crisis económica «en ciernes», ha indicado Guardiola, no puede hacer «tambalear el estado de bienestar».

De este modo, ha abogado por «mirar al futuro en la cara», toda vez que no se puede esperar a que el tiempo solucione aquellas cuestiones que los responsables políticos «no son capaces de solucionar».