La localidad pacense de Don Benito acogió este miércoles, 17 de agosto, una jornada de convivencia en la que han participado 23 familias de acogida del programa Vacaciones en Paz.

El encuentro, que se ha celebrado en la granja educativa “El Mansegal”, ha contado con la presencia de Cristina Valadés y Marta Núñez, concejalas respectivamente de Juventud y Turismo y de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Don Benito, que repartieron material y aceite entre los asistentes. También ha asistido la representante de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de la localidad, Marisa Sánchez.

Esta jornada de convivencia forma parte de las actividades que se realizan a lo largo de todo el verano. Los niños y niñas saharauis llevan cerca de tres semanas con sus familias de acogida y un evento de este tipo sirve para reencontrarse con sus compañeros de viaje a la vez que se divierten con talleres de pulseras, juegos de agua, tiro con arco, entre otros.

Por su parte, las familias pudieron compartir experiencias a la vez que disfrutaron de la animación que llevó a cabo Minerva. La velada finalizó con una cena en la que participaron todos los asistentes. La próxima actividad será el día 27 de agosto cuando se celebrará el VI Encuentro Regional de Vacaciones en Paz en la localidad de Zafra, en el que participarán familias y niños de toda la región.

Anuncios
Anuncios

Vacaciones en Paz es un programa de acogida temporal de niños y niñas, de entre 8 y 12 años procedentes de los campamentos de personas refugiadas saharauis en Tindouf (Argelia), por parte de familias españolas durante los dos meses de verano. Este es ya un programa asentado en la región pues hace más de 20 años que se desarrolla en Extremadura.

Entre sus objetivos se encuentra mejorar las carencias nutricionales de estos menores, así como sus condiciones sanitarias a través de revisiones médicas durante el verano para detectar posibles problemas de salud. Este programa también les posibilita aprender el idioma español, así como realizar un intercambio cultural con sus familias de acogida y su entorno. Por último, es una acción que busca informar y sensibilizar a los ciudadanos extremeños sobre la situación del pueblo saharaui, ayudando así a generar una conciencia solidaria.

De esta forma, los niños y niñas disfrutan de unos meses de verano que son mucho más que vacaciones. Este es un programa de Educación para el Desarrollo, llevado a cabo por FEDESAEX (Federación de Asociaciones de Amigos del Pueblo Saharaui de Extremadura) con la Delegación Sáhara Extremadura y el Ministerio de Juventud y Deporte de la RASD; con la financiación de AEXCID y las Diputaciones de Cáceres y Badajoz,