La alcaldesa de Galisteo, María Toscano, ha recibido críticas de una parte de los vecinos del municipio por su decisión de no suspender las fiestas tras morir electrocutada una niña de 9 años este sábado en el Río Jerte.

Los hechos sucedieron durante la tarde del sábado, cuando la menor se encontraba de pesca en el río junto a su tío, de 44 años de edad. Las primeras informaciones oficiales señalan que cuando el hombre lanzó la caña contactó con un tendido de media tensión que provocó una descarga eléctrica que le afectó tanto a él como a su sobrina. El hombre pudo ser rescatado del cauce del río por su mujer y se encuentra en estado grave en el Hospital de La Paz de Madrid, pero la niña permaneció desparecida durante varias horas y fue localizada ya sin vida en el cauce del río.

Cuando se produjo el suceso el municipio se encontraba celebrando sus fiestas de verano y esa jornada era el día de las peñas y se habían soltado dos vaquillas al estilo tradicional. Numerosos vecinos decidieron sumarse al impresionante dispositivo de búsqueda que coordinó el 112 de Extremadura con la participación de la Guardia Civil, un helicóptero, una ambulancia convencional, una unidad medicalizada de emergencias, una unidad de soporte vital básico, efectivos de Cruz Roja, varias lanchas tipo Zodiac, dotaciones de bomberos e, incluso, el helicóptero Halcón del Infoex.

Anuncios
Anuncios

Tras el hallazgo del cadáver de la menor se emitió un escueto mensaje a través del perfil de Facebool del consistorio: «Desde el Ayuntamiento de Galisteo nos unimos al dolor de la familia. Gracias a [email protected] los que han echado una mano en su búsqueda. D.E P.»

Casi al mismo tiempo, la alcaldesa utilizaba la misma red social para agradecer la solidaridad de los vecinos que se volcaron en la búsqueda de la pequeña: «Mil gracias a [email protected] Orgullosa de mi pueblo. D.E.P.» Sin embargo, María Toscano optó por dar continuidad a los actos festivos programados y esa misma noche actuó con normalidad en la Plaza de España la orquesta que había sido contratada. Las fiestas continuaron durante la jornada del domingo con suelta de vaquillas, orquestas y pasacalles con charanga.

Los vecinos que han criticado la decisión de la alcaldesa lamentan que no se haya tenido «un mínimo respeto al dolor de la familia». Hay vecinos que consideran que se podía haber declarado «un día de luto, un minuto de silencio o algún gesto solidario». Y otros que lamentan que no se hayan suspendido todos los festejos programados:

«Me duele en el alma escuchar a nivel nacional que las fiestas de Galisteo no se han suspendido porque esa niña no era de Galisteo. Si no lo tengo mal entendido había ido a ver a sus abuelos, sus padres iban de camino. Me duele en el alma solo el saber que la alcaldesa no ha considerado que sea lo suficientemente importante el hecho de que haya fallecido una niña de nueve años que no era de Galisteo para suspender todas las fiestas que se habían planteado», decía otra mujer en el mismo perfil de Facebook del ayuntamiento.

La alcaldesa ha aprovechado para responder a las críticas: “Cada día tengo más claro que lo único que merece la pena es la TRANQUILIDAD. Tranquilidad?? Que es eso?? Al lío. Recuerda: Quien juzgue mi camino le presto mis zapatos», ha dicho textualmente. Y sus palabras no han caído en saco roto y han tenido respuestas como las de una mujer que ha reprochado su actitud: »

«Con todos mis respetos, póngase usted en los zapatos de esos padres. Es tiempo de luto, no de fiestas. Eso es la verdadera solidaridad y humanidad. Uno sufre y todos nos unimos a ese dolor para aliviar. Ha sido una tragedia, no una muerte común».

NOTICIA RELACIONADA

Muere electrocutada una niña de 9 años y su tío está grave tras tocar un tendido mientras pescaban en Galisteo