El consejero de Sanidad de la Junta de Extremadura ha confirmado que, entre el 2 y el 4 de agosto se detectaron siete casos positivos por legionela en el hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres y no se ha detectado ninguno más por lo que es “autolimitado en el tiempo”.

De las siete personas positivas una ha fallecido, aunque está por determinar si la causa de la muerte ha sido la legionela o el cáncer de pulmón que padecía. Otras cuatro personas están ingresadas en el Hospital San Pedro de Alcántara, todas con patologías previas oncológicas o hematológicas y otras dos personas ya han sido dadas de alta.

No se trata de un brote al no haber nexo epidemiológico entre los casos. El único punto de unión “muy débil” es que la mayoría de los casos han estado por trabajo o residencia en la zona de San Jorge de Cáceres “en esa zona es donde nos hemos centrado para hacer la toma de muestras en torres de refrigeración, grifos, fuentes etcétera tal y como indica el protocolo de Salud Pública”.

Anuncios
Anuncios

Aún no hay resultado de las muestras por lo que se han realizado test rápidos en los quince puntos y lo que indican es que hay legionela, pero “no se sabe ni cuanta ni si es del serotipo que provoca la enfermedad”. Hay varias especies de legionela y solo una de ellas, la legionela neumofila serogrupo 1, es perjudicial para la salud en humanos. Ante la espera de los resultados se ha tomado como medida preventiva la clausura y limpieza de las fuentes del Rodeo, San Francisco y Colón “el motivo de cerrar las fuentes es puramente preventivo”.

“Hay que dejar claro que no está comprometida el agua potable en ninguna zona de la ciudad de Cáceres. La ciudadanía puede estar absolutamente tranquila porque no hay ningún riesgo comunitario para la salud en este momento y que todo lo que hemos hecho hasta ahora es un ejercicio de responsabilidad y prevención”. Así ha explicado el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, el aumento de casos de legionela en la ciudad de Cáceres.

La legionela es una bacteria que se puede encontrar de forma natural en lagos, ríos, estanques…y que no implica ningún peligro para la salud de la población.  En ocasiones puede crecer y multiplicarse en la red de distribución de agua y sistemas de enfriamiento de grandes dimensiones (torres de refrigeración).

Su multiplicación se ve favorecida por el estancamiento del agua y temperaturas entre 30-45 grados. La única forma posible de contraer la enfermedad es por vía aérea, mediante la inhalación de pequeñas gotas de agua que permiten que la bacteria llegue a los pulmones, produciendo en ocasiones un síndrome febril de corta duración o un cuadro de neumonía. La infección por legionela puede manifestarse con fiebre alta de pronóstico leve y corta duración o como un cuadro de neumonía con fiebre alta.

Como informó Radio Interior, el Servicio Extremeño de Salud y Salud Pública del área de Cáceres han detectado en la capital cacereña un aumento del número de pacientes portadores de legionela, sin que esto signifique que hayan desarrollado la enfermedad.

Tras el cúmulo de casos revelados entre el 2 y 4 de agosto, no se han vuelto a detectar casos en los últimos cuatro días. Por parte de Salud Pública del Área de Salud de Cáceres, se ha realizado el estudio epidemiológico a todos los pacientes para conocer si había vínculo de infección entre ellos. El único punto de unión es que la mayoría de los pacientes trabajaban o residen en la zona de salud de San Jorge, según ha informado la Junta de Extremadura.

NOTICIA RELACIONADA

Sanidad cierra varias fuentes públicas de Cáceres tras confirmar un aumento de los casos de legionela