El pronóstico de la menor ingresada en el Hospital de Don Benito-Villanueva tras iniciarse el protocolo por posible sumisión química no es grave, tal y como ha informado esta jornada el propio consejero de Sanidad de la Junta de Extremadura, José María Vergeles.

«Me parece que las mujeres no pueden estar sometidas a una limitación más en su vida de ocio por el miedo», ha añadido Vergeles en rueda de prensa.

Además, ha recordado que el SES tiene un protocolo de actuación ante estos casos y ha insistido en que el personal sanitario tiene la misión de detectar las agresiones en general y lo que hace es emitir partes de lesiones. Así, si después la víctima quiere denunciar, el parte de lesiones ya esté en el juzgado, ha recordado el consejero de Sanidad de la Junta de Extremadura.

Anuncios
Anuncios

Como ya informó LA MAÑANA de Radio Interior, tres adolescentes menores de edad han tenido que ser atendidas en Extremadura en las últimas horas por ser víctimas de posibles pinchazos, de modo que el SES ha activado el protocolo previsto para estas situaciones.

Los dos últimos casos se han registrado en dos menores que fueron atendidas por este motivo en el Hospital de Don Benito-Villanueva. Cabe recordar que el primer supuesto caso fue denunciado por el padre de una menor en la localidad cacereña de Madrigal de La Vera.

En el caso de Madrigal de la Vera, la Guardia Civil confirmó  que la adolescente presenta una erupción cutánea y que fue trasladada al Hospital “Campo Arañuelo” de Navalmoral de la Mata, donde fue examinada por un médico forense. Tras estudiar la erupción y su posible atribución a otras causas se optó por recoger muestras que han sido remitidas al Instituto de Toxicología de Sevilla para su estudio y análisis.