La primera fase de la reforma de la Ronda de la Pizarra ya se encuentra abierta al tráfico tras la finalización de las obras, que han supuesto una inversión de 260.000 euros que venían de los Presupuestos Participativos del año 2020; una actuación que da respuesta a una reivindicación vecinal de los barrios de su entorno mejorando la movilidad entre ellos barrios y haciéndola más accesible.

El concejal de Participación Ciudadana y Barrios, David Holguín, ha destacado que esta vía “tenía unos acerados  impropios de una ciudad como la nuestra, en los que las personas mayores, los carritos de bebé y las personas en silla de ruedas tenían que bajar a la carretera para poder pasar. Ahora tenemos unos  acerados  amplios y suficientemente accesibles, algo imprescindible en un barrio en el que viven muchas personas mayores que ahora pueden transitar y moverse por él sin ningún problema. Además se ha mejorado el alumbrado y el saneamiento”.

Esta obra se completará con la segunda fase, por un importe de 662.999,99 euros, “en ella se incluye, entre otras actuaciones, un carril bici segregado y bidireccional, desde la Avenida de la Hispanidad hasta la Avenida de Dulcinea; la ampliación y continuidad de las aceras, la continuidad; mejora en la ordenación de las bolsas de aparcamiento existente; ampliación del número de plazas de aparcamiento en la zona dotacional y reducir la mediana existente para mejorar la seguridad de la circulación”.

Anuncios
Anuncios

Además, el edil ha recordado que estas dos actuaciones suponen casi un millón de euros de inversión “y ponen de manifiesto el esfuerzo que está realizando este equipo de gobierno en el entorno y en el distrito sur; con estas actuaciones recuperamos barrios que estaban muy abandonados en inversiones en legislaturas anteriores y cumplimos nuestro compromiso con la ciudadanía”.


Galería de imágenes