El presidente provincial de VOX Cáceres, Óscar Fernández Calle, ha alertado de las pérdidas millonarias que pueden sufrir los agricultores y ganaderos del Valle del Alagón, si tal y como temen éstos, y sin previo aviso, comienzan los recortes de agua procedentes  del pantano de Gabriel y Galán.

Isaías Moreno, presidente de AYGAVAL (Agricultores y Ganaderos del Valle del Alagón), ha explicado a Fernández Calle, que cada año, el agua del embalse Gabriel y Galán pasa a la presa de Valdeobispo, de donde salen dos canales de riego del que se abastece este colectivo para regar sus tierras, cerca de 35.000 hectáreas.

Moreno también ha señalado que si bien la gestión del agua pertenece a la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), «es la Comunidad de Regantes la que vela por nuestros intereses, y aunque ésta no nos ha comunicado todavía nada, sabemos por los guardacanales que ya comenzaron los recortes en el abastecimiento».

Anuncios
Anuncios

«En ningún momento se nos ha avisado que fuera a haber cortes por  parte de la Comunidad de Regantes ni por parte de la CHT, desde que  comenzó la campaña allá por el 15 de abril, y está claro que cultivos  como el tabaco, el pimiento, el maíz o la pradera para el ganado necesitan agua hasta el 30 de septiembre», ha añadido.

En este sentido, Isaías Moreno ha aseverado que «con la inversión en insumos, fitosanitarios, semillas o el propio gasoil, si no nos aseguran el suministro de agua, este año, que los gastos de explotación casi se han  triplicado, las pérdidas serán muy cuantiosas, millonarias diría yo».

​Moreno ha declarado que la decisión por parte de la CHT de comenzar una  política de recorte de agua «se basa en que han visto cieno y limo en la  parte baja del Gabriel y Galán, una circunstancia que no es de ahora y  que podía haber propiciado que se tomasen decisiones antes».

El presidente de AYGAVAL también ha avisado de que si se concreta finalmente la política de recorte de agua, «los agricultores podrían llegar a enfrentarse unos contra otros, porque cada uno defendería la  supervivencia de su propia plantación».

«Llevamos muchos años intentando ahorrar agua con sistemas de riego eficientes y ahorrativos para que ahora, cuando llega agosto, el  mes que mayor aportación de agua necesitamos, se nos corte esta, sin  previo aviso, porque tal vez en otra parte del año se derrochó agua  innecesariamente», ha concluido Isaías Moreno.