Los astados de la ganadería de Monteviejo, propiedad de Victorino Martín, han cumplido con la tradición, un año más, y han estado a la altura de las fiestas de San Buenaventura dando juego durante el recorrido y no queriendo entrar, en un principio, en los chiqueros de la plaza de toros.

Estos toros partían de los corrales de la calle Goya, tras el chupinazo de la una de la tarde, en una manada disgregada, desde el primer momento.

Esta manada era encabezada por tres mansos, seguida del resto de las reses, que llevaban una alta velocidad y que arremetían ante cualquier cite. Una vez, ya en la plaza de toros, el último Pata Blanca ha tardado en aparecer, y mientras tanto, sus hermanos arremetían contra las talanqueras, haciendo disfrutar a una plaza llena de público.

Anuncios
Anuncios

Una vez abierta la puerta de la Casa Toril de dicha plaza, todas las reses entraron sin mucho problema, haciendo que este segundo encierro de las fiestas de San Buenaventura 2022 durara cerca de seis minutos.

Estas reses se lidiarán esta tarde, a las siete y media de la tarde, en una corrida de rejones, de nivel internacional. Los Patas Blancas serán lidiados por las figuras del rejoneo Mario Pérez Langa, de Calatayud, Joao Salgueiro da Costa, triunfador de la temporada 2021 en Portugal, Emiliano Gamero, quien es la figura máxima del rejoneo en México y Sebastián Fernández, de Granada.

Además esta tarde, actuarán, haciendo las Pegas, el grupo de Forcados de Arronches, de Portugal.