El incendio declarado este lunes en Ladrillar, en Las Hurdes, ha saltado a la provincia de Salamanca después de una noche de tranquilidad atmosférica.

El coordinador del Plan Infoex, Víctor Pérez Cerrato, ha confirmado que ante la subida de las temperaturas, las llamas se ha extendido a tierras salmantinas y en el lugar trabajan más de 200 efectivos con medios aéreos y maquinaria pesada de Castilla y León y de Extremadura.

Pérez  no ha ocultado este miércoles su preocupación por la situación del incendio y teme que la dirección del viento pueda provocar que el fuego cambie de dirección y vuelva hacia tierras extremeñas. Las previsiones indican que  durante el día tiene dirección sur-sureste y por la noche será noreste.

Anuncios
Anuncios

A la espera de los datos que aporte la ortofoto, se calcula que las llamas han arrasado ya unas 2.800 hectáreas. Según el parte aportado por la Agencia Española Meteorología (Aemet) se prevén temperaturas al alza con un máximo de 39 grados y vientos calmados con rachas máximas de 20 km/h.

Además, esta mañana la directora general de Emergencias, Protección Civil e Interior, Nieves Villar, ha comunicado que las personas desalojadas podrían ascender a unas 250.

Villar ha explicado que unas 40 están alojadas en Montehermoso, en la comarca del Valle del Alagón,  y otras 10 personas están en la residencia geriátrica de Azabal, también en la comarca de Las Hurdes.