La candidata a la presidencia del Partido Popular de Extremadura, María Guardiola, durante su visita a las comarcas de Azuaga y Llerena, ha criticado que los gobiernos de Vara y de Pedro Sánchez no estén tomando medidas para ayudar a las familias ante la escalada de los precios que está generando problemas a los ciudadanos para llegar a fin de mes.
María Guardiola ha recordado que el IPC y la escasez en los productos de consumo no entiende de condición social, sino que se aplica a todos por igual, por lo que perjudica a las familias que menos tienen, algo que no se puede consentir, porque “es el peor lastre para las familias y la política más antisocial”.
Guardiola ha recordado que el último dato de avance del IPC nacional del mes de junio recogía una subida del 1,8% mensual y eleva la tasa interanual al 10,2% (un punto y medio más que en mayo). Teniendo en cuenta que el IPC de Extremadura estuvo en mayo siete décimas por encima de la media, es posible que el dato regional se aproxime al 11%, algo totalmente insostenible.
Además, lo que considera más incomprensible la próxima presidenta popular es que el PSOE ni llega a tomar el asunto como tema de interés para incorporarlo en los grandes debates, como el de esta tarde, y prefiere la autocomplacencia y repetir los mismos mensajes de hace 20 años.

Galería de imágenes