La Guardia Civil instruye diligencias a cuatro vecinos de Badajoz, por la sustracción de unos 2.000 kilos de melocotones en una explotación frutícola del municipio pacense de Talavera la Real.

Con la intensificación de los dispositivos de servicios que se llevan a cabo  durante la actual campaña de recolección de fruta 2022, cuyo objetivo es la prevención de los robos y hurtos en explotaciones agrícolas, la pasada semana agentes de la Guardia Civil de Talavera la Real interceptaron un vehículo sospechoso cuando transitaba por el interior de una finca frutal en el mismo término municipal, tal y como han informado desde la Guardia Civil en una nota de prensa.

Una vez identificados sus ocupantes, tres vecinos de Badajoz vinculados familiarmente, se inspeccionó el interior de la furgoneta donde transportaban 49 cajas de melocotones con un peso total de 500 kilos, que acababan de sustraer tras la recolección de los propios árboles.

Anuncios
Anuncios

En el transcurso de la investigación llevada a cabo por el Equipo ROCA de la Guardia Civil de Badajoz, se pudo saber que el vehículo había sido alquilado por otro de sus familiares, a sabiendas de que el objetivo era utilizarlo para el transporte de la fruta sustraída.

Puestos en contacto con el propietario de la mercancía, éste comunicó que llevaba sufriendo sustracciones del fruto desde hacía aproximadamente una semana, calculando que el total de lo sustraído podría acercarse a unos 2.000 kilos, añade el comunicado.

Aprovechando la ausencia de encargados y trabajadores de la explotación, recolectaban y transportaban la fruta que supuestamente venderían clandestinamente en esta capital pacense, indican desde la Guardia Civil

Ante los citados hechos e identificación de los presuntos autores de la sustracción de la fruta, a los que les constan antecedentes por acciones similares, se les instruyó las correspondientes diligencias como investigados y han sido remitidas al Juzgado de Instrucción de Badajoz.