El Servicio Extremeño de Salud (SES) y Caja Rural de Extremadura han suscrito un convenio de colaboración por el que la entidad financiera va a donar una unidad de terapia robótica completa al Complejo Hospitalario Universitario de Badajoz. El objetivo es que los más de 600 pacientes extremeños que cada año realizan terapia por lesiones o enfermedades neurológicas puedan beneficiarse de la tecnología más avanzada para su rehabilitación.

El convenio lo han firmado hoy el director gerente del SES, Ceciliano Franco, y el presidente de Caja Rural de Extremadura, Urbano Caballo, en una reunión celebrada en Badajoz, en los Servicios Centrales de la cooperativa de crédito.

Esta donación permitirá renovar el equipamiento con el que cuenta el Servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital Perpetuo Socorro. La nueva unidad estará dotada de seis dispositivos de última generación, adaptados a pacientes de todos los tramos de edad y equipados con sistemas de asistencia robótica y sensores, de modo que se facilita la realización de una terapia interactiva y motivadora para los pacientes.

Anuncios
Anuncios

Además, el nuevo equipamiento en su conjunto abarcará una rehabilitación integral, que incluirá tanto los miembros superiores e inferiores, como el equilibrio y la marcha, y permitirá que varios pacientes puedan realizar distintas terapias de forma simultánea.

Todas estas características suponen que será una unidad de referencia y pionera en el sistema público de salud de todo el país. Como ha señalado el director gerente del SES, “va a suponer un avance importante en el concepto de la rehabilitación y la medicina física en nuestro sistema sanitario”.

Esta inversión de Caja Rural de Extremadura, que asciende a 320.000 euros, es “el mayor proyecto desarrollado hasta ahora por la entidad a través de su Fondo de Educación y Promoción, tanto por su volumen, como por los beneficios que supondrá para todos aquellos pacientes neurológicos de la comunidad que necesiten realizar terapia de rehabilitación”, ha señalado Urbano Caballo.

Por su parte, Ceciliano Franco ha resaltado que este proyecto ha supuesto “un acicate para los profesionales, que son muy entusiastas con todas estas novedades, y para la administración, por la necesidad de valorar algo que nos puede poner en una situación de ventaja para el futuro”. “Si no hubiera sido por vuestra insistencia y vuestra paciencia, vuestra comprensión por los momentos que estábamos pasando, es posible que hubiéramos tardado más tiempo en comprender la importancia de estos dispositivos”, ha añadido a este respecto el director gerente del SES.

Esta unidad robótica de neurorrehabilitación beneficiará, según ha explicado Ceciliano Franco, a pacientes de Badajoz y de toda la región “con algún tipo de daño neurológico, cerebral y motor”.

Los nuevos equipos se encuentran ya instalados y en estos días se está llevando a cabo la formación necesaria del personal encargado de las terapias para la utilización de los dispositivos. Una vez finalizado este proceso, el Servicio Extremeño de Salud pondrá en servicio la nueva unidad. Y su intención es que esta tecnología pueda implantarse en el futuro en otros centros hospitalarios. “Esta prueba pensamos extenderla a otros hospitales, pero se necesita una inversión de tiempo y formación”, ha apuntado Ceciliano Franco, quien ha agradecido la “colaboración diaria” mantenida con Caja Rural de Extremadura.