El vicepresidente segundo de la Junta y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, ha instado a estudiar «muy bien» el impacto del nuevo modelo de residencias en el que trabaja el Gobierno y las comunidades sobre el coste de la plaza.

Dice que es necesario dimensionar el coste para no engañar a la ciudadanía y para ofrecerle los servicios que necesitan al precio que puedan asumir. También ha aseverado sobre el hecho de que el Ejecutivo regional no consiguiera cerrar el acuerdo con las comunidades para dar luz verde al nuevo modelo de residencias.

En este sentido, Vergeles ha explicado que Extremadura pidió que no se votara el acuerdo y que las partes se dieran un espacio de tiempo para que el mismo pudiera salir con el «mayor grado de consenso», algo que ha agradecido que fuera aceptado por el Ministerio de Derechos Sociales.

Anuncios
Anuncios

Además, el consejero extremeño ha precisado que no le mueve otra cosa que no sea atender a las personas que necesitan una plaza residencial en una región que además tiene las pensiones más bajas.

Insiste en que si ellos en la valoración de la dependencia que le hacen a la persona, tiene grado 2 y grado 3 y tiene que ser ingresada en una residencia o tiene que ser usuaria de una residencia de mayores, el tiene que asegurar que el coste de la plaza se lo pueden permitir los extremeños con esas pensiones mínimas. Dice que si esto pasa, tendrá unas residencias excelentes pero a las que no puede ir nadie y ese no es el modelo de residencias que ellos quieren.