El Ejecutivo extremeño ha aprobado el decreto por el que se declara Bien de Interés Cultural la Iglesia Parroquial de Santa María de la Asunción, en Baños de Montemayor, con la categoría de monumento.

Se trata de un templo, de tamaño mediano, cuyos principales valores patrimoniales residen en su fachada principal, realizada entre la segunda mitad del siglo XVI y los primeros años del XVII.

El templo está construido mediante sillería de piedra bien escuadrada en las zonas más próximas a los pies del edificio, y de mampostería con refuerzos de sillería en las más cercanas al presbiterio. La cubierta es de teja árabe.

Anuncios
Anuncios

Especial mención merece su torre-campanario, cuya elaborada ejecución y curioso remate la convierten en única en Extremadura. Tiene tres cuerpos y remate y su traza es de mucho mérito constructivo por su original forma. Los cuerpos del campanario se separan mediante gruesas molduras, teniendo una de ellas, en el segundo cuerpo, una interesante forma escalonada. Además, en la base de la torre se conserva, incrustada, una lápida romana.

En lo referido a las fachadas, la norte es la de mayor valor del edificio. Es de estilo plateresco aunque conserva algunos elementos que podrían corresponder al año 1610.

La planta de la Iglesia es irregular y consta de presbiterio recto; dos capillas laterales que se separan del crucero mediante sendos arcos de medio punto; sacristía junto al presbiterio en el lado de la epístola; nave de un solo tramo y sotocoro.

De su interior, destacan el retablo mayor, obra barroca ejecutada a comienzos del siglo XVII por los salmantinos Antonio González Ramiro y Diego de Salcedo. Es de estilo clasicista, muy decorado, con una estructura purista y una decoración manierista que data de 1612. También sobresale el retablo renacentista de Santa Catalina del segundo tercio del siglo XVI.

En cuanto a los bienes muebles asociados a la iglesia, además del retablo mayor y del de Santa Catalina, también se conservan otros como los de la Virgen Dolorosa, el Sagrado Corazón de Jesús, el de San Ramón Nonato, Santa Rosa de Lima y Santa Teresa de Jesús. Además, alberga diversas tallas y otros bienes como la caja del órgano del siglo XVIII, copones, custodias, cáliz y una cruz procesional, entre otros.


Galería de imágenes