Según informa UPA-UCE, los Estados podrán pagar una ayuda directa de hasta 15.000 euros a los agricultores y ganaderos afectados por los costes. UPA-UCE Extremadura ha pedido ahora celeridad en la tramitación para que las ayudas lleguen cuanto antes.

La Comisión Europea ha propuesto una medida excepcional, financiada por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) que permitirá a los Estados miembros pagar una única a los agricultores y empresas agroalimentarias afectados por el aumento significativo de los costes de los insumos.

La Comisión ha asegurado que el aumento de los precios, en particular de la energía, los fertilizantes y los piensos, está perturbando el sector agrícola y las comunidades rurales, “lo que provoca problemas de liquidez y flujo de tesorería para los agricultores y las pequeñas empresas rurales que se dedican a la transformación, comercialización o desarrollo de productos agrícolas”.

Anuncios
Anuncios

La medida, que deberá ser sometida al voto del Parlamento Europeo, servirá para apoyar a los productores de alimentos afectados por el incremento de costes derivado de la guerra en Ucrania. Una vez adoptada, esta medida permitirá a los Estados miembros decidir utilizar hasta un 5% de los fondos disponibles de su presupuesto del Feader para los años 2021- 2022 para ayudas directas a la renta de los agricultores y las pymes dedicadas a la transformación, comercialización o desarrollo de productos agrícolas. Esto representa un presupuesto potencial de 1 400 millones de euros en la UE.

Los Estados miembros deberán dirigir esta ayuda a los más afectados por la crisis actual y que participen “en la economía circular, la gestión de nutrientes, el uso eficiente de los recursos o métodos de producción respetuosos con el medio ambiente y el clima”.

Los agricultores y pymes seleccionados podrían recibir hasta 15.000 y 100.000 euros, respectivamente. Los pagos deben efectuarse a más tardar el 15 de octubre de 2023. Para hacer uso de esta posibilidad excepcional, los Estados miembros tendrán que presentar una modificación de sus programas de desarrollo rural que introduzca esta nueva medida.

Bruselas controlará las existencias de alimentos

La Comisión Europea ha anunciado también que está intensificando el seguimiento de los principales mercados agrícolas afectados por la guerra. A partir de ahora, los Estados miembros deberán notificar a la Comisión su nivel mensual de existencias de cereales, semillas oleaginosas, arroz y semillas certificadas de estos productos en poder de los productores, mayoristas y operadores pertinentes.

Asimismo, la Comisión Europea ha puesto en marcha un cuadro de indicadores específico que presenta estadísticas actualizadas y detalladas sobre los precios, la producción y el comercio del trigo de molienda, el maíz, la cebada, la colza, el aceite de girasol y las habas de soja a escala de la UE y mundial.

 


Galería de imágenes