El Partido Popular de Navalmoral de la Mata ha solicitado de la alcaldesa que actúe frente a las quejas de los ciudadanos ante “el clamoroso abandono que sufre la biblioteca municipal”

La dejadez en la conservación de las instalaciones ha derivado en la inutilización de varias mesas de estudio debido a la situación que presenta la claraboya deteriorada, situada en el techo de la sala, según han informado los populares de Navalmoral. De ésta caen insectos a las mesas de lectura y estudio ubicadas bajo la bóveda, lo que ha obligado a prohibir su uso con cintas de seguridad que impiden el tránsito a esa parte de la sala, añaden desde el PP de Navalmoral.

Además, dos de los cuatro ordenadores de esta primera planta están estropeados, y así lo indica un cartel de aviso a los usuarios. Y, por lo que respecta al fondo bibliográfico, la biblioteca municipal no dispone de leyes tan básicas como el Código Penal, ni actual redacción, ni en las anteriores ediciones, indica el comunicado.

Anuncios
Anuncios

“A todo ello hay que sumar los desajustes en los horarios, tal y como ocurrió el pasado martes, y que provocaron una lluvia de reclamaciones en la web “La línea verde”, puesto que la biblioteca abrió sus instalaciones al público una hora más tarde del horario establecido sin que se diera explicación alguna a los usuarios, en su mayoría lectores y estudiantes”, indican desde esta formación política.

“La desidia es tal, que los ciudadanos tienen que subir a la segunda planta, correspondiente a la UNED, pero las empleadas de esta planta, tras reiteradas peticiones al Ayuntamiento de Navalmoral informando de las carencias y dejadez, ya han desistido, porque transcurrido el tiempo sin respuesta, la segunda planta se asemeja ya a la realidad que presenta la primera, y únicamente dispone de una ventana útil en toda la sala”, opinan en una nota remitida a los medios.

El PP se refiere al problema de falta de ventilación de las salas está produciendo gran intranquilidad en los usuarios y empleados del edificio, dado que las carencias que actualmente presente impiden la correcta ventilación del espacio conforme a las prevenciones establecidas por la Covid-19.

“La biblioteca municipal se ha convertido en un almacén para nuestro Ayuntamiento de Navalmoral, que, más por comodidad que por necesidad, guarda en la entrada, y dificultando el paso, todo tipo de enseres: desde sillas hasta útiles relacionados con el escenario que a sus puertas acoplan en muchas ocasiones, y que dificulta el estudio de las personas que allí se encuentran, puesto que no es lugar más adecuado para realizar conciertos u otros espectáculos de la misma índole”, indica el PP de Navalmoral de la Mata.

El Partido Popular moralo recuerda que el mantenimiento de las instalaciones públicas es imprescindible y una de las primeras obligaciones del Ayuntamiento, mantenimiento que es fácil de llevar a cabo, dada la salud de las cuentas municipales, “cuya tesorería se engorda a través de muchos impuestos que luego, por dejadez y falta de planificación, no se ejecutan”.


Galería de imágenes