La Audiencia de Badajoz ha absuelto a un hombre que inicialmente estaba acusado de participar en un robo en un chalé de Badajoz en 2015, para lo cual los ladrones ataron a la pareja propietaria la vivienda, pero lo ha condenado a seis meses de prisión por receptación de uno de los relojes sustraídos.

La Fiscalía y la defensa han llegado este jueves a un acuerdo previo durante la vista que iba a juzgar estos hechos, por el cual la sentencia condena al hombre por un delito de receptación, pero lo absuelve de los de robo con violencia e intimidación y de detención ilegal, por los cuales el Ministerio Fiscal pedía inicialmente un total de 15 años de prisión.

El abogado de la defensa, Marco Antonio Mateos, ha explicado a los medios que no existían pruebas de que el acusado participase en estos hechos, solo que compró en un poblado de Madrid un reloj sustraído dentro del botín, compra que el hombre reconoció, pero no que hubiese estado en Badajoz en el momento del suceso.

Anuncios
Anuncios

No en vano, una de las pruebas que iban a analizarse era un teléfono que por la geolocalización ubicaba al terminal en la provincia de Badajoz en la fecha del robo (1 de junio de 2015), móvil que el acusado “siempre negó que fuese de su propiedad”.

A su vez, la defensa también pidió que las víctimas del robo declarasen en el juicio, pues con ello también se determinaría que el hombre no tenía las características físicas que se habían aportado en relación a los ladrones.

El fiscal Diego Yebra ha reconocido que la pena establecida se ha reducido de forma significativa en relación a lo inicialmente solicitado, para reconocer en este sentido que han sido determinantes los escasos elementos de prueba con los que se contaba.

A este respecto, Yebra ha recordado que los grupos organizados para este tipo de delitos “son en muchas ocasiones profesionales, saben a lo que vienen y no dejan huellas”, en este caso por ejemplo con la utilización de guantes y desconectando sus móviles.

Los hechos acontecieron en la madrugada del 1 de junio de 2015, cuando tres hombres accedieron a un chalé de la Urbanización Guadiana de Badajoz con sus rostros tapados con pasamontañas, donde tras atar a la pareja del inmueble se apoderaron de 8.000 euros en metálico, así como de diversos relojes y de otros efectos, todos ellos en este caso con un valor de 6.644 euros.

El matrimonio “estuvo privado de su libertad ambulatoria” durante dos horas, tras lo cual las víctimas pudieron salir del sótano donde los habían ubicado gracias a un juego de llaves que guardaban en esa estancia.


Galería de imágenes