El Ayuntamiento de Cáceres y representantes de la Fundación Secretariado Gitano han conmemorado este jueves en el Salón de Plenos Municipal el Día Internacional del Pueblo Gitano, un acto que ha servido para celebrar la historia y la cultura de esta comunidad, pero también para reivindicar la discriminación de la que sigue siendo objeto, según han informado desde el Ayuntamiento de Cáceres en nota de prensa.

El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, al que ha acompañado la primera teniente de alcalde y concejala de asuntos sociales, María José Pulido, ha señalado que “es vuestra cultura, pero es nuestra historia. Los que creemos que esta nación se construye sobre muchos pueblos y sobre muchas culturas tenemos que estar agradecidos a quienes conserváis parte importante de toda esta historia”, ha añadido.

También ha instado a la comunidad gitana de Cáceres a “huir de los dos grandes condicionamientos: del propio, que impone la educación y la cultura, y del externo, cuya responsabilidad recae sobre las instituciones públicas para luchar contra la discriminación y garantizar que todos los ciudadanos tengan igualdad real de derechos y de oportunidades”.

Anuncios
Anuncios

“De ese nos tenemos que encargar nosotros, las instituciones públicas, afrontando el racismo, la dificultad en el acceso a la vivienda, que nos preocupa mucho, y todos esos prejuicios que os ponen trabas”, ha reivindicado el regidor municipal.

Asimismo, ha querido recordar a las personas que están siendo víctimas de la guerra de Ucrania, poniendo énfasis en la comunidad gitana ucraniana, que en muchos casos está sufriendo un trato discriminatorio en las fronteras y en los países vecinos de acogida, como Polonia.

“Lo que queremos es que esa organización del asilo tenga en cuenta que a colectivos especialmente vulnerables en los países de tránsito tenemos que recibirlos rápido. A colectivos que sabemos que no están tratando bien en Polonia, lo que necesitamos es darles una salida hacia países donde les vaya a ir mejor lo antes posible”, ha afirmado la autoridad edil.

Por su parte, el alumnado de uno de los programas de formación desarrollados por la Fundación Secretariado Gitano ha leído un manifiesto centrado en la reivindicación de una sociedad justa, basada en la igualdad de oportunidades y la cohesión social.

“Cada vez más instituciones y personas se suman año a año a esta celebración, en un gesto simbólico de reconocimiento. Pero a pesar de los avances, los gitanos siguen estando por detrás y a gran distancia del resto de la sociedad en el disfrute de derechos fundamentales como el empleo decente, la educación de calidad, una vivienda digna o el derecho a no ser discriminados”.

Han concluido que un contexto como el actual, marcado por una pandemia mundial y una guerra en Europa “no puede suponer un paso atrás en los avances que hemos dado en garantía de derechos y oportunidades para el pueblo gitano en España y Europa. Por ello, los pasos que se van dando en el reconocimiento institucional, y la conmemoración del 8 de abril es uno de ellos, deben traducirse también en medidas concretas para reducir la desigualdad, luchar contra la discriminación y el antigitanismo y avanzar en derechos y ciudadanía del pueblo gitano”, han destacado desde el ayuntamiento.


Galería de imágenes