Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Equipo de Atestados de Cáceres, han detenido al conductor de un vehículo que, tras darse a la fuga de un control de la Guardia Civil, condujo de forma temeraria, poniendo en peligro la vida o la integridad de las personas, haciéndolo, además, bajo los efectos del alcohol y las drogas.

Los hechos se produjeron cuando un dispositivo de control de vehículos que la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia de Cáceres (USECIC), había establecido en una vía de comunicación próxima a la localidad de Navalmoral de la Mata.

En este dispositivo se procedió a dar el alto a un vehículo, que lejos de detenerse, emprendió una huida a gran velocidad por la autovía A-5, durante la cual fue seguido por agentes de la Guardia Civil, que mediante señales luminosas y acústicas trataban de que el conductor del vehículo se detuviera, a la vez que alertaban a otros usuarios de la vía de su conducción temeraria.

Anuncios
Anuncios

De forma repentina, y sin utilizar el carril de deceleración, el conductor tomó la salida 184 de la autovía A-5, sentido Badajoz, cuando prácticamente ya la había sobrepasado, lo cual le impidió trazar la curva existente saliéndose por el margen izquierdo e impactando, en primer lugar, contra una bionda metálica de seguridad, la cual atravesó, y posteriormente contra un panel direccional, quedando el vehículo volcado sobre una isleta. Todo ello, ocasionado por la elevada velocidad a la que circulaba el vehículo al tratar de trazar la curva en un tramo de la vía en la que la velocidad se encontraba limitada a 40 km/h.

En el vehículo viajaban, además del conductor,un hombre de 43 años de edad, vecino de Rosalejo (Cáceres), otras dos personas, varones de 25 y 21 años de edad vecinos, respectivamente, de Rosalejo y Navalmoral de la Mata, que resultaron heridos leves.

Agentes del Equipo de Atestados de Cáceres, practicaron al conductor las correspondientes pruebas de alcohol y drogas, arrojando positivo en alcohol, así como en drogas, por consumo de cocaína.

Finalmente, el conductor del vehículo fue detenido por los supuestos delitos de conducción de vehículo a motor con temeridad manifiesta y por poner en peligro la vida o la integridad de las personas, así como de conducción bajo la influencia de drogas y alcohol, instruyéndose al efecto las correspondientes diligencias que fueron entregadas a la autoridad judicial en Navalmoral de la Mata.