La asociación Ecologistas en Acción ha ganado la batalla judicial a la Delegación del Gobierno en Extremadura, que había desautorizado una concentración prevista para el día 2 de abril en la Avenida de José Fernández López, donde tiene su residencia el presidente del Ejecutivo regional, Guillermo Fernández Vara.

La comunicación indicaba que durante la concentración se procedería al corte de un carril de la vía y se preveía una asistencia estimada de unas 50 personas desde las 12:30 del mediodía hasta las 13 horas. Con este acto de protesta, los ecologistas pretendían reclamar “una mejor política de conservación y mantenimiento de las vías pecuarias en Extremadura”.

Un informe del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) de fecha 25 de marzo sostiene que el lugar habitual donde se realizan este tipo de manifestaciones es en el acerado de la avenida encima del parking, ya que el otro es el del domicilio del presidente y las vías de tráfico rodado son consideradas zonas de seguridad. Además indica que es el lugar donde se produce el despliegue de los funcionarios policiales que componen el dispositivo de protección del domicilio del presidente de la Junta de Extremadura.

Anuncios
Anuncios

Basándose en este informe, la Delegación del Gobierno en Extremadura acordó aceptar la modificación propuesta en el informe policial y en otro de la Policía Local de Mérida y acordó que la concentración se realizase en la explanada peatonal de la avenida, a una distancia prudencial del domicilio de Fernández Vara. Pero Ecologistas en Acción Extremadura no estaba de acuerdo con el cambio de lugar de la protesta y presentó un proceso contencioso-administrativo para la protección del derecho de reunión frente a la resolución de la Delegación del Gobierno en Extremadura.

En su sentencia de hoy, la Sala estima que el interés de la asociación es manifestarse en la avenida, que es una vía pecuaria, siendo el objeto de la manifestación llamar la atención sobre el estado y conservación de estas vías. Asimismo, la Sala considera que el informe de la Policía Local de Mérida sobre el corte de la avenida no es suficiente para impedir la concentración en la calzada y da la razón a la parte demandante, que puso de manifiesto que la vía resulta cortada a los vehículos de motor en numerosas ocasiones para la celebración de eventos, como la cabalgata de Reyes o la realización de un maratón. Además, el acto de protesta apenas duraría 30 minutos y para unas 50 personas.

Por estos motivos, el TSJEx estima parcialmente la demanda y considera que la zona de seguridad del domicilio de Fernández Vara debe respetarse y la concentración puede trasladarse a los dos carriles de la misma vía, pero del sentido contrario, respetando la mediana que separa los dos sentidos de la vía. La Sala asegura que de esta manera los ecologistas ven reconocido el derecho de reunión y la modificación introducida es mínima.

“Se trata de una mínima limitación del ejercicio de un derecho constitucional que respeta el contenido esencial del derecho de reunión y no produce un vaciamiento de su contenido; se concilia el derecho de reunión de la parte demandante y la protección de la zona de seguridad de la residencia del presidente de la Junta de Extremadura, llegando el mensaje de los manifestantes a los representantes políticos, a los medios de comunicación y a toda la ciudadanía”, dice la sentencia.

Por tanto se mantiene el lugar de la protesta, frente al número 12 de la avenida de José Fernández López de Mérida, pero en lugar de hacerse en el acerado situado encima del parking, se podrá hacer en los dos carriles más separados del domicilio del presidente de la Junta de Extremadura, sin ocupar la mediana de la avenida.


Galería de imágenes