La Consejería de Hacienda y Administración Pública ha recibido una única oferta para el concurso público por el que se pretendía otorgar 78 licencias de comunicación audiovisual para la prestación de servicios de radiodifusión sonora digital terrenal de ámbito local (DAB) de titularidad privada en la comunidad autónoma de Extremadura.

Como ya ha sucedido en otras regiones del país, Extremadura ha fracasado en su intento de desarrollar la radio digital al recibir una sola oferta para una de las 13 demarcaciones en que se divide la comunidad autónoma, y ello a pesar de la escasa cuantía de los avales -10.000 euros por licencia- frente a los desorbitados importes del último concurso de la frecuencia modulada, donde llegaron a alcanzar los 60.000 euros por frecuencia.

El Ejecutivo regional ha confirmado a LA MAÑANA de Radio Interior que el concurso podría declararse desierto en lo que respecta a esta demarcación en el caso de que la única oferta presentada no cumpla los umbrales mínimos de cumplimiento de los criterios establecidos en las bases. Asimismo se da por sentado que el concurso será declarado desierto en lo que respecta a las 77 licencias restantes a las que no se han presentado ofertas.

Anuncios
Anuncios

El concurso público fue convocado mediante una orden publicada el 13 de enero de 2022 y el plazo de presentación de ofertas expiró el 24 de febrero. El Plan Técnico Nacional de radiodifusión sonora digital terrenal cuenta con 13 demarcaciones correspondientes a un número igual de canales múltiples, cada uno de los cuales tiene capacidad para la difusión de seis programas de DAB. De las 13 demarcaciones, 8 corresponden a la provincia pacense -Badajoz, Mérida, Don Benito, Almendralejo, Llerena, Fregenal de la Sierra, Herrera del Duque y Alburquerque- y 5 a la cacereña: Cáceres, Plasencia, Navalmoral, Coria y Miajadas.

Este es el tercer tropiezo consecutivo de la Junta de Extremadura en materia de radiodifusión después de haber sufrido sendos reveses judiciales que anularon los dos últimos concursos, el último de ellos a instancias de Radio Interior, S.L. que terminó en el Tribunal Supremo tras dos sentencias favorables a la cadena radiofónica.

Tras el fiasco del último concurso, y a expensas de la decisión que adopte el Ejecutivo de Guillermo Fernández Vara, siguen vacantes 78 licencias de comunicación audiovisual correspondientes a la prestación de servicios de radiodifusión digital terrestre de ámbito local (DAB) en Extremadura.

El Gobierno regional sostiene que el concurso fue convocado con el fin de ejecutar varias sentencias dictadas en diversos procedimientos por la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura que le obligaban a ello y así dar salida a las licencias disponibles por las que se habían interesado distintos recurrentes que finalmente no se han presentado.