El colectivo nacional en defensa del patrimonio Hispania Nostra ha incluido en su Lista Roja a la ermita visigoda del siglo VII San Bartolomé del Pizarral (Cáceres) por encontrarse «abandonada en una finca privada y desprotegida», ya que no cuenta con protección legal específica.

Se ubica concretamente en el municipio cacereño de Valdesalor, cercana a varios poblamientos de carácter rural que se hicieron muy comunes tras la caída del Imperio Romano, se indica en un comunicado.

Hispania Nostra indica que «es destacable que no se halle cerca de importantes vías de comunicación o de otras edificaciones similares».

Anuncios
Anuncios

Edificado con sillares de granito y completado puntualmente con mampostería de piedra de la zona, solo se conserva en pie el ábside, ya que su única nave desapareció. También se reconoce, esparcida por el entorno, parte de la mampostería.

Además, el centro de culto «se encuentra en pie y en relativo mal estado de conservación».

En la transición entre ambas partes destaca un gran arco de medio punto con dovelas de granito, y el interior se resuelve con una bóveda de medio cañón.

Finalmente, el exterior de la cabecera del templo es rectangular y destacan tres pequeños vanos que permitirían la entrada de la luz al interior.

El pasado mes de octubre, el colectivo Hispania Nostra incluyó la ermita de Garciaz (Cáceres) en su Lista Roja del Patrimonio, dado que se trata de «una joya de la arquitectura de época visigoda», edificada en torno al siglo VII, que ahora se usa de establo.

Asimismo, incluyó el convento franciscano Espíritu Santo, en Hoyos, (igualmente, convertido en establo y que comenzó a construirse en 1556), que entró a formar parte de este listado de ruinas.