Varios agentes de la Guardia Civil controlaron ayer los accesos al Ayuntamiento de Navalmoral de la Mata y pidieron a los presentes que se acreditaran con motivo de la celebración de la primera sesión plenaria del año en la que coincidieron dos protestas: por un lado los integrantes de la Plataforma No al Muro y, por otro, una docena de agentes de la Policía Local.

El Partido Popular ha considerado “inaudito y extraordinario el despliegue policial que protegía y custodiaba el Consistorio moralo y sus accesos” y ha calificado de “absolutamente desproporcionada e inaceptable” la vigilancia a que fue sometida la ciudadanía. Mientras, la Plataforma Cívica No al Muro, Soterramiento Ya, ha expresado su “malestar e indignación con las maneras altaneras y poco educadas en las que ayer tarde se dirigió Raquel Medina” a sus miembros.

LA MAÑANA de Radio Interior ha podido saber que la decisión de ordenar la presencia de varios agentes de la Guardia Civil se adoptó por la mañana, durante la celebración de la Junta Local de Seguridad con motivo del Carnaval de Navalmoral de la Mata. Al acto asistieron miembros de la Subdelegación del Gobierno y de la Guardia Civil que conocían de antemano la concentración que iban a protagonizar los integrantes de la Plataforma No al Muro, a la que consideran ilegal por no estar constituida. Por si fuera poco se anunciaba la protesta de agentes de la Policía Local para reclamar mejoras laborales.

Anuncios
Anuncios

El PP ha explicado esta mañana que la Policía Local ha dejado de prestar servicios debido a “la dejadez manifiesta del actual equipo de gobierno, al que, desde el año 2016, policías y sindicatos advertían de la situación que padecían”.

“La presencia de la Guardia Civil, ayer, en la Casa del Pueblo, deja a las claras la verdadera pasta de quién nos gobierna y para qué quieren gobernar; desde hace tiempo no se molestan en convencer, dialogar o dejar participar al resto de colectivos, entes, instituciones e, incluso a este grupo político, al que, sin ningún pudor, después se les mal copian las ideas, y así nos va, ahora al que se manifiesta en contra, le mandan a la Guardia Civil”, ha dicho Jaime Vega, portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Navalmoral de la Mata.

En su opinión, se requirió a la Benemérita para intimidar a los funcionarios de Policía Local que piden tener personal para dar servicio “ante los problemas de inseguridad no solucionados, creando una desazón en vecinos y colectivos perseguidos por manifestar libre, pacífica y democráticamente sus reivindicaciones”.

Jaime Vega ha reclamado que la decisión de requerir los servicios de la Guardia Civil y detraerlos de su normal funcionamiento, concentrándolos en el Ayuntamiento debe ser explicada por la alcaldesa y la subdelegación del Gobierno, porque los agentes no pueden ser movilizados con criterios caprichosos.

NO AL MURO

La Plataforma No al Muro también ha expresado su protesta por el despliegue policial de ayer y ha explicado que después de varios meses planteando preguntas al finalizar los plenos municipales, ayer la alcaldesa usó “la Ley del más fuerte” e impidió que formulasen cuestiones relacionadas con sus reivindicaciones.

“Íbamos a preguntarle acerca de las bondades del proyecto del tren rápido en superficie que ella misma considera no adecuado al seguir pidiendo modificaciones a un proyecto que ya está en proceso de licitación”, ha explicado un portavoz de la plataforma.

La polémica entre los integrantes de este movimiento vecinal y el ayuntamiento crece por días después de que la semana pasada el ayuntamiento ordenase retirar pancartas y carteles de lugares privados de la ciudad.

“Ahora sigue impidiendo que la palabra se exprese alegando que no la habíamos registrado”, han dicho desde la plataforma, que a partir de ahora se verá obligada a presentar sus preguntas por escrito, previo registro en el ayuntamiento.

“Ante una ciudadanía responsable y pacífica nos volvemos a considerar violentados por lo que ya consideramos una merma en la calidad democrática y hacemos igualmente responsables al resto de concejales que callan y otorgan, algunos incluso con chaqueta reversible”, ha expresado con dureza la plataforma en un comunicado difundido este viernes. Lejos de cesar en sus reivindicaciones, los integrantes de No al Muro han asegurado que continuarán preguntando en los plenos municipales, ahora ya con el correspondiente registro.

“Desde la plataforma No al Muro y sí al Bulevar nos preguntamos si la actual alcaldesa, con esta nueva deriva, no estará poniendo en peligro la convivencia que todos deseamos dialogante y sosegada, está bien que se llame a la Guardia Civil para que tome nota de los asistentes por si pasara algo, pero el proyecto del tren rápido está por encima de cualquier inconsecuencia caprichosa, ya sea partidista o personal”, han indicado.

El Partido Popular ha salido en defensa de los integrantes de la plataforma al indicar que se requirió la presencia de la Guardia Civil porque sus integrantes querían participar en la vida pública y social.

“Ayer vimos al natural quién es en verdad esa alcaldesa que, a seis días de las elecciones escondió bajo la alfombra el problema de la Policía y le regaló a cada uno de ellos 200 horas, pero como con esta rebaja en las horas, los servicios no se cubrían tuvo que gratificar las horas de más a razón de 500 euros por servicio”, ha criticado el PP.

“Y ahora, cuando la Policía y la Plataforma piden explicaciones de por qué se les quitan sus derechos o pancartas, la única respuesta que reciben es llamar a la Guardia Civil para que proteja a este equipo de gobierno local de sus propias mentiras”, han concluido.


Galería de imágenes