La coordinadora de Podemos Extremadura, Irene de Miguel, ha lamentado este lunes el “silencio informativo” que el Ejecutivo regional ha aplicado a la pandemia y ha reclamado que vuelvan a ofrecer datos para conocer la situación exacta en la que está la enfermedad.

En una rueda de prensa, De Miguel ha recordado que la situación sigue siendo de pandemia y que la última semana se han registrado 36 muertes en Extremadura.

La diputada de Unidas por Extremadura ha criticado que el Gobierno regional no comparta los datos con los medios de comunicación, los grupos parlamentarios y la ciudadanía.

Anuncios
Anuncios

Y lo ha achacado, o a una voluntad de falta de transparencia o bien a la imposibilidad de contar los casos debido al colapso de la atención primaria.

Por otro lado, De Miguel ha expresado su deseo de que el bloque político que posibilitó el Gobierno de coalición respalde este jueves la reforma laboral acordada por los sindicatos y la patronal, ya que, entre otros aspectos, permitirá luchar contra la precariedad y la temporalidad en el trabajo.

La diputada ha rechazado los contactos de los socialistas con Ciudadanos para sacar adelante la reforma, ya que sus votos no son suficientes y, además, sus propuestas son “antagónicas”.

Y ha subrayado que la “muñidora” del acuerdo ha sido la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

Por otro lado, ha pedido al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, que “presione” a las entidades bancarias que haya más atención presencial por los problemas que sufren las personas mayores, que tienen menos conocimientos tecnológicos para hacer los trámites por internet.

A su juicio, las entidades bancarias tienen que asumir una “responsabilidad social”.

Por último, ha criticado que en la sesión plenaria de la Asamblea del pasado jueves, en contestación a una pregunta de Unidas, Fernández Vara asegurara que Extremadura tiene unos de los mejores transportes sanitarios del mundo.

De Miguel ha calificado de “indecente” esa afirmación a la vista de las “calamidades” del servicio, con ambulancias que salían ardiendo, cientos de reclamaciones por tardar horas en llegar al hospital o usuarios contagiados y no contagiados compartiendo los vehículos, y le ha emplazado a pedir “disculpas”.

Además, ha denunciado la falta de “empatía” de Fernández Vara con los usuarios y los trabajadores, que tienen en el peor sueldo de todo el país, y le ha pedido que busque soluciones y que la contratación del servicio no sea “a dedo”.


Galería de imágenes