La profesora de Derecho Tributario de la Universidad de Extremadura (UEX) María Elena Manzano ha propuesto este lunes bonificar fiscalmente la residencia en los territorios afectados por la despoblación.

Manzano, experta designada por la región para la Comisión que trabajó junto al Ministerio de Hacienda en la propuesta de reforma del sistema de financiación autonómica, ha comparecido ante la Comisión de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio, del Parlamento extremeño, para exponer su visión en relación a la Propuesta de Ley de medidas ante el reto demográfico y territorial de Extremadura.

La experta en Derecho Tributario ha destacado que el reto demográfico y territorial debería ser una prioridad “en las distintas instancias y unidades de gobierno, tanto a nivel europeo, como a nivel nacional, autonómico y local”.

Anuncios
Anuncios

También ha dicho que esa perspectiva demográfica debería introducirse en todas las políticas y, en ese sentido, ha valorado que la variable territorial y poblacional “está intentando pesar un poquito más en el debate del modelo de financiación autonómica”, una introducción que, a su juicio, se debe plantear asimismo en el propio sistema tributario, por ejemplo, ha dicho, en el impuesto de sociedades y en otros impuestos cedidos a las comunidades autónomas.

María Elena Manzano ha mostrado su satisfacción por el hecho de que el Parlamento extremeño haya elaborado una Propuesta de Ley de medidas ante el reto demográfico y territorial de Extremadura y aplaude que se introduzcan en ellas medidas fiscales con un componente demográfico y territorial tanto en los tributos propios como en los cedidos.

Igualmente, ha valorado  que se tenga en cuenta el coste fijo en la prestación de los servicios según las variables territoriales, sobre todo en el ámbito sanitario y educativo, y que se plantee una inversión extraelena ordinaria para compensar a Extremadura de sus desequilibrios con respecto a otras comunidades autónomas.

Tras precisar que la inversión territorializada para la región en de los Presupuestos Generales “es irrisoria y a veces hasta ridícula”, de ahí que sea necesaria incrementarla, Manzano ha aclarado que la Propuesta de Ley debe de aludir al Fondo de Compensación Interterritorial, que también, a su juicio, debe incrementarse considerablemente, y no al Fondo de Cooperación, como se plantea en el texto elaborado por los diputados extremeños.

En materia meramente tributaria, la profesora de la UEX  ha defendido que “el principal impuesto en el que se puede actuar es, sin duda, el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)” con bonificaciones, como recoge el texto, de un 10% para la adquisición de vivienda habitual.

María Elena Manzano ha propuesto, en ese sentido, ser “más valientes y más determinantes”  para bonificar la mera residencia en un territorio en concreto con una situación más desfavorable, como ha introducido Castilla La Mancha en una ley publicada el año pasado.

Ha defendido por tanto la introducción de un beneficio fiscal en el marco de los tributos cedidos, en el del IRPF, que se vincule a la mera residencia en aquellos territorios amenazados por la despoblación, para compensar a sus residentes de esas dificultades que tienen de acceso a los servicios públicos.

Manzano ha planteado, además, introducir la perspectiva demográfica en los tributos propios de la comunidad autónoma.

Los representantes de los distintos grupos parlamentarios han valorado la comparecencia de la profesora Manzano y el representante del PP Diego Sánchez Duque ha planteado poder volver a citarla en la Comisión de Agricultura para hablar, al margen de esta Propuesta de Ley de Reto Demográfico, sobre fiscalidad en el medio rural.

El parlamentario del PSOE Carlos Labrador ha destacado que es necesario hacer más atractivos estos territorios para nuevos pobladores y el diputado de Cs Fernando Rodríguez ha considerado que “abordar la fiscalidad en el medio rural supone realmente ponerle el cascabel al gato” en el tema de la despoblación y reto demográfico.

Por su parte, Irene de Miguel, de Unidas por Extremadura, ha dejado claro que el empadronamiento no puede ser el único requisito para bonificar la residencia en zonas  despobladas, sino que debe demostrarse que se vive realmente allí, algo que ha apoyado la profesora Manzano, así como el planteamiento formulado por el PP  de que todos los incentivos que se aprueben tienen que ser evaluados para ver su eficacia.

En la Comisión de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio han comparecido también este lunes, entre otros, el diputado de Reto Demográfico, Desarrollo Sostenible, Juventud y Turismo de la Diputación de Cáceres, Álvaro Sánchez Cotrina, quien ha mostrado su apoyo a la propuesta de ley elaborada por los diputados extremeños, “como culminación de un esfuerzo político conjunto”.

Sánchez Cotrina ha destacado el impulso que esta ley da al papel de las mujeres y de la juventud en el medio rural y ha abogado por reducir la burocracia para impulsar el asentamiento de empresas en estos territorios más despoblados.


Galería de imágenes