La Guardia Civil ha instruido diligencias a un vecino de Plasencia y a otro de Tarragona por delitos contra la seguridad vial, al conducir sendos turismos a 188 y 181 kilómetros por hora, duplicando así la velocidad permitida en la vía.

El cinemómetro, instalado por agentes del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Badajoz, captó y fotografió de forma simultánea a dos vehículos que circulaban a velocidades de 188 km/h y 181 km/h, siendo la máxima velocidad genérica permitida para la vía y este tipo de vehículo de 90 km/h, según ha informado el instituto armado este martes en una nota.

Ante estos hechos, detectados durante el dispositivo especial de intensificación de la vigilancia y prevención de la seguridad vial durante el pasado puente de la Constitución e Inmaculada Concepción en la N-432, en Santa Marta de los Barros (Badajoz), los agentes interceptaron a ambos turismos e instruyeron diligencias como investigados a sus conductores.

Anuncios
Anuncios

Ambos están considerarlos autores de un supuesto delito contra la seguridad vial por circular con un vehículo a motor en vía interurbana superando en 80 km/h a la permitida reglamentariamente. Los investigados se enfrentan a penas de prisión de tres a seis meses de prisión y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años. Las diligencias instruidas han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Almendralejo.

La Guardia Civil recuerda que la velocidad excesiva o inadecuada sigue siendo una de las principales causas de accidentes de tráfico, así como causa concurrente en otros muchos, por lo que se potenciarán e incrementarán los dispositivos especiales de control y vigilancia de la seguridad vial en las vías de comunicación de la provincia para evitar conductas similares que ponen en grave riesgo al propio conductor y al resto de usuarios de las vías.