La Guardia Civil ha detenido a dos personas por revelar información confidencial de un taller mecánico situado en el norte de Cáceres que luego era utilizada por una empresa de la competencia.

Una de las personas detenidas obtenía información privilegiada, propia de la actividad empresarial del taller, que después cedía a otro taller de la competencia.  Con estos datos, el responsable de ese otro taller, que también ha sido detenido, podía conocer las tarifas, márgenes de ganancias y trabajos de reparaciones de su competidor de negocio.

La investigación se inició el pasado junio, tras la denuncia presentada ante la Guardia Civil por parte del propietario de un taller mecánico, quien manifestaba que autores desconocidos habían accedido, sin su consentimiento y con sus claves personales, a las páginas web de sus proveedores, tal y como ha informado la Comandancia de la Guardia Civil en una nota de prensa.

Anuncios
Anuncios

Con ello habían acceso a sus tarifas de precios, manuales de despiece de la maquinaria (de la que tiene exclusividad de venta y reparación), trabajos de reparaciones y márgenes de ganancia, denunciando, además, accesos ilícitos a la cuenta de correo electrónico empresarial.

El trabajo de los agentes se centró en las personas que trabajaban o habían trabajado en el taller y que pudieran haber tenido acceso a su sistema informático.

Así, constataron que el acceso fraudulento al correo electrónico empresarial del denunciante había sido utilizado para ingresar en las cuentas que el taller posee para relacionarse con sus proveedores, con el fin de desviar trabajos de reparaciones de este taller a otro de la competencia situado en la misma localidad.

Finalizada la investigación de los hechos, y con el correspondiente mandamiento judicial expedido por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Plasencia (Cáceres), se procedió a realizar un registro en el taller mecánico objeto de investigación.

Los agentes confirmaron que los accesos ilícitos a los proveedores y a la cuenta de correo electrónico empresarial del denunciante se había realizado desde dicho taller y que el acceso a dichos proveedores se venía realizando desde, al menos, un año antes de haberse interpuesto la denuncia.

De igual modo, se pudo constatar que una mujer que había estado empleada en el taller del denunciante, ahora trabajaba, de forma esporádica, en la oficina del taller que estaba siendo objeto de investigación.

De esta forma, se procedió a la detención de la mujer, antigua trabajadora en el taller de la persona denunciante quien, tras haber tenido acceso a los datos empresariales de este, habría facilitado los mismos a un taller de la competencia, cuyo responsable también ha sido detenido por, presuntamente, utilizar esos datos en provecho propio, a sabiendas del origen ilícito de los mismos.


Galería de imágenes