•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Policía Nacional ha detenido a dos hombres como responsables de dos plantaciones interiores de marihuana halladas en la barriada del Tulio de Badajoz, donde se localizaron 125 plantas y más de tres kilos de cogollos de esta sustancia, así como dos armas de fuego y tres carabinas de aire comprimido.

Las detenciones se han producido este miércoles y jueves, según un comunicado policial, después de que el pasado noviembre se conociese la posible existencia de una plantación de marihuana ubicada en una vivienda situada en el camino Población de los Fresnos.

Los agentes comprobaron que del inmueble emanaba un fuerte olor característico de esta planta, así como un sonido monótono constante, propio de las máquinas de refrigeración necesarias para generar la temperatura idónea para el crecimiento de las plantas.

Anuncios
Anuncios

Además, el fluido eléctrico se encontraba conectado de manera fraudulenta, y durante la noche se apreciaba un haz de luz anaranjada procedente de los focos alógenos que se utilizan para acelerar el proceso del cultivo.

La Policía Nacional llevó a cabo el pasado miércoles el registro de la vivienda, donde se hallaron 125 plantas de marihuana y útiles propios para su crecimiento, como son trasformadores, lámparas y mamparas protectoras o ventiladores.

Tras detenerse al morador de la vivienda, los agentes comprobaron que el enganche ilegal se dividía en dos acometidas, la segunda de ellas dirigida hacia un domicilio ubicado en la calle Plaza de Toros, donde al día siguiente se llevó a cabo un nuevo registro.

En este segundo registro se intervinieron 3.110 gramos de cogollos de marihuana seca dispuestos para su venta y se detuvo al morador de la vivienda.

Gracias a esta operación antidroga también se intervinieron un rifle de calibre 22, una pistola y tres carabinas de aire comprimido.

Por otra parte, la cantidad de sacos de tierra vegetal y los focos también hallados indican que los detenidos podrían estar preparando otras dos plantaciones.

Los detenidos, dos hombres de 32 y 52 años con antecedentes, han pasado a disposición judicial por su presunta autoría de un delito contra la salud pública, concretamente por tráfico de drogas, y por defraudación de fluido eléctrico


Galería de imágenes