•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El área infantil del Parque del Príncipe de Cáceres se llama desde este viernes “Pediatra Magdalena González Fernández”, en recuerdo a la doctora que ejerció durante 40 años en la ciudad, fallecida a causa de la covid en diciembre del año pasado.

La placa que la recuerda ha sido descubierta por su marido, Juan Carlos Valverde Alarcón, y su hija, Magdalena Sofía, acompañados del alcalde, Luis Salaya.

El primer edil ha resaltado el acuerdo tomado por unanimidad en el pleno de septiembre cuando se propuso denominar a este parque de la ciudad con el nombre de la pediatra.

Anuncios
Anuncios

Una propuesta, ha afirmado, que “recogimos del Colegio Oficial de Médicos de Cáceres en cuanto tuvimos conocimiento de ella”.

La elección de esta zona de la ciudad ha venido determinada “porque entendíamos que era bonito que fuese una zona infantil tan cerca del centro de salud donde Magdalena desarrolló buena parte de su actividad”.

Este homenaje “es la mejor forma de representar esa impronta que Magdalena dejó en la ciudad de Cáceres y es, además, una forma de reconocer en el espacio público el trabajo de muchos médicos, de muchas médicas que han hecho que ésta sea una ciudad mejor”, ha añadido el alcalde.

Salaya ha finalizado diciendo sobre la doctora que en Cáceres “queda su obra y queda su legado en la memoria de las muchísimas personas que le guardan gran cariño”.

El presidente del Colegio Oficial de Médicos de Cáceres, Carlos Arjona, ha agradecido al Ayuntamiento el haberse puesto al frente de este homenaje y ha celebrado el emplazamiento elegido, de camino entre los dos centros de salud en los que Magdalena ejerció durante 40 años como pediatra, el Plaza de Argel y el Manuel Encinas.

Magdalena Sofía Valverde ha agradecido las infinitas muestras de cariño hacia su madre por parte de los colegios de médicos de Cáceres y Badajoz, a la Previsión Sanitaria Nacional y a muchos de sus pacientes y ha agradecido también la iniciativa municipal.

Ha tenido una emotiva intervención en la que ha resaltado la idoneidad del espacio elegido por el Ayuntamiento en recuerdo de su madre, porque “reúne las cuatro cosas que más le gustaban: niños, tiempo de calidad en familia, espacios verdes y mucha diversión”.

Su hija ha recordado también, que el pasado mes de julio, la pediatra fue distinguida con la imposición de la Gran Cruz del Mérito Civil.


Galería de imágenes