La Guardia Civil ha detenido a tres vecinos de Cáceres y Mérida en dos actuaciones contra el tráfico no relacionadas entre sí y llevadas a cabo en sendos controles establecidos en la autovía A-66, en la que se han intervenido casi 3 kilos de hachís.,

Esta droga tenía como destino los municipios de residencia de los ahora detenidos y podría alcanzar más de 11.800 dosis en el mercado ilícito, según ha informado la Guardia Civil en nota de prensa.

La operación se llevó a cabo concretamente en la A-66 a su paso por la provincia pacense, por diferentes Unidades de la Guardia Civil de Badajoz y Zafra, cuando interceptaron dos vehículos procedentes del sur de la península que transportaban droga.

Anuncios
Anuncios

En la primera actuación a mediados de mes de noviembre, se interceptó un turismo ocupado por dos vecinos de Cáceres, a las que tras la inspección de sus pertenencias se les intervino en el asiento trasero dos paquetes que contenían tabletas de hachís con un peso de 980 gramos, así como 12 gramos de cocaína.

Por otra parte, en la tarde de este pasado martes, procedieron a dar el alto a otro vehículo que se aproximaba al control y su conductor tras percatarse de la presencia de los agentes, arrojo por la ventanilla diferentes bultos, comprobándose que también contenían 1.960 gramos de resina de hachís.

Ante ambas acciones delictivas, se detuvo a los responsables del transporte de la droga intervenida y fueron trasladados a dependencias oficiales, donde se les instruyó diligencias por supuesto delito contra la salud pública por tráfico de drogas, y puestos a disposición de los Juzgados de Instrucción de Zafra.

La droga, de la que se obtendría en el mercado ilícito unas 11.760 dosis de hachís y 55 de cocaína, que era transportada desde Sur de la península hasta sus localidades de residencia, supuestamente para su distribución y venta.