•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Ayuntamiento de Cáceres junto a diversas entidades sociales, la Policía Local y la Nacional han firmado un año más el protocolo ‘Ola de frío’, que se activará desde este miércoles hasta el 31 de marzo con el fin de tejer una red social de ayuda y atención a las personas que duermen en la calle en los meses de invierno.

El alcalde, Luis Salaya, ha rubricado este lunes el documento, en el que también participan Cruz Roja, Cáritas, DYA Social, la Obra Social ‘La Milagrosa’ de las Hijas de la Caridad y el Banco de Alimentos, que lo hace por primera vez.

Además, ha firmado otro convenio con Cáritas por el que esta organización recibirá una subvención de 21.000 euros para el funcionamiento del Centro de Emergencia Social.

Anuncios
Anuncios

Durante el acto, el primer edil ha recordado además que el Centro Vida ha recibido este año una ayuda municipal de 50.000 euros y ha agradecido el trabajo que realizan todas estas entidades “fundamental para que podamos seguir diciendo que existen los recursos para las personas que están en la calle, y no sólo durante la ola de frío”.

El protocolo establece dos centros de referencia, ambos gestionados por Cáritas con el apoyo económico del ayuntamiento, entre ellos el Centro Vida, ubicado junto a la estación de Renfe, donde se les acogerá en horario de 10 a 13.30 horas y de 16.30 a 21.00 horas.

A partir de esta hora o cuando no tengan plaza se les atenderá en el Centro de Emergencia Social.

Este último vuelve a su sede de la calle Ríos Verdes después de que el año pasado, por los protocolos covid, se recurriera a un edificio en la calle Clavellinas.

Con diez plazas, estará disponible cuando los otros centros estén completos e incluye alojamiento, recursos básicos de higiene, desayuno y recursos para que las personas sin hogar inicien un proceso de inserción.

En cuanto a los datos del año pasado, Salaya ha detallado que este último tuvo 9 plazas ocupadas durante todo el período y 54 personas atendidas, mientras que el Centro Vida registró 24 plazas ocupadas.

Cruz Roja tuvo 49 personas voluntarias y 380 atenciones a 38 usuarios; DYA, 370 atenciones; la Asociación Obra Social ‘La Milagrosa’ dio una media de 100 comidas diarias, servicio de ropero, productos de higiene y aseo personal y reparto de cenas navideñas a 110 personas, y el IMAS tramitó 133 alojamientos alternativos en hostales y pensiones.

En la actualidad se evalúa si es necesario poner en marcha el protocolo de empadronamiento para las personas sin hogar que el Consistorio aprobó en 2019.


Galería de imágenes