Extremadura quiere comenzar a vacunar frente a la Covid-19 a los niños con edades comprendidas entre los 5 y los 11 años antes de Navidad, desmarcándose de las declaraciones del presidente del Comité de Bioética de España, Federico Montalvo, que ha señalado que es discutible vacunar a los menores de esta edad.

El consejero extremeño de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, ha advertido que la postura de Extremadura pasa por administrar la vacuna pediátrica en cuanto se incorpore a la estrategia de vacunación y se tengan las dosis, que podrá ser a mediados de diciembre. La Junta de Extremadura quiere vacunar a los niños «cuanto antes”, pero ¿por qué tantas prisas?

Según un informe del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias al que ha tenido acceso LA MAÑANA de Radio Interior, los niños de entre 5 y 11 años son, con diferencia, el grupo de edad con la mayor incidencia acumulada de contagios  en Extremadura. Los datos del informe revelan que la tasa de contagios en esta franja de edad es de 108,55 casos activos por cada 100.000 habitantes, muy por encima, por ejemplo, de la incidencia que presentan los niños y adolescentes que tienen entre 12 y 19 años y que tras haber sido vacunados apenas representan 42,48 casos positivos por cada 100.000 habitantes.

Anuncios
Anuncios

Sanidad es consciente de que los niños tienden a desarrollar la enfermedad con un carácter menos grave, pero sostiene que la existencia de un solo caso hace que merezca la pena cualquier programa de vacunación. A esta circunstancia hay que añadir la más que probable subida de la incidencia de contagios a partir de ahora debido a la sucesión de jornadas y puentes festivos, la organización de eventos de carácter social y familiar, la creciente subida de la movilidad y el aumento de las celebraciones debido a las fiestas navideñas.

“Vienen épocas de más movilidad, lo que al virus le gusta, y de reuniones que mezclan muchas generaciones, una de ellas -niños de 5 a 11 años- no protegida todavía”, ha dicho el consejero Vergeles, partidario de que las dosis para niños sea incorporada al calendario vacunal cuanto antes.

Además del grupo de edad de 5 a 11 años, la incidencia acumulada de contagios más elevada en Extremadura se da en las personas que tienen entre 60 y 69 años de edad y las que tienen entre 30 y 39. En el primero de los casos la tasa es de 84,60 casos activos por cada 100.000 habitantes y en el segundo es de 83,91. La menor incidencia en esta comunidad autónoma se registra en estos momentos en la población que tiene entre 70 y 79 años de edad, que tiene una incidencia acumulada de contagios de 35,92 casos activos a los 14 días.