•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Partido Popular (PP) pide transparencia y la suspensión del pleno previsto para este jueves al considerar que debe celebrarse en sesión pública y a puerta abierta para que puedan asistir todos los ciudadanos que lo deseen.

La situación en el municipio es crítica; los empleados públicos llevan tiempo sin cobrar, se ha desmantelado la Policía Local y se encuentran desatendidos servicios públicos esenciales como las residencias de personas mayores o la guardería municipal, que ha sido cerrada. Los trabajadores municipales han explicado que el único objetivo de la alcaldesa, Marisa Murillo, es mantener las residencias de mayores; las trabajadoras de estos centros son las únicas que han cobrado sus últimas nóminas, pero no funcionan como en tiempos pasados.

El PP de la provincia de Badajoz, a través de su candidato a la alcaldía de Alburquerque, Luis Paniagua, y el diputado en el Congreso Víctor Píriz ha registrado en el consistorio un recurso para la suspensión de este pleno ordinario , pues cree que no se dan las circunstancias para que sea a puerta cerrada. Los populares recuerdan que han transcurrido cuatro meses desde la celebración de la última sesión, debido a que la corporación no contaba entonces con secretario, ahora asignado en comisión circunstancial por la Diputación de Badajoz. El pleno, a las 14:00 horas, se desarrollará a puerta cerrada “por la incidencia de Covid-19 en la localidad”, según reza la convocatoria.

Anuncios
Anuncios

Pero el PP considera que no existen razones que fundamenten la celebración de las sesiones plenarias a puerta cerrada, por lo que entienden que “el pleno no debe celebrarse en la forma en que ha sido convocado”. Por ello, interponen “recurso contra el decreto de alcaldía, de fecha 22 de noviembre de 2021, por considerar esta parte que el mismo es nulo de pleno derecho de conformidad con el articulo 47.1.a) de la Ley 39/2015”. Este artículo establece que “los actos de las Administraciones Públicas son nulos de pleno derecho” cuando “lesionen los derechos y libertades susceptibles de amparo constitucional”.

Los populares han remarcado que la “imposibilidad” de que los ciudadanos puedan asistir a la sesión plenaria “conculca el derecho de información y el derecho a la libertad de expresión, ambos garantizados constitucionalmente”. Han justificado el recurso al no darse las circunstancias para que el pleno se celebre a puerta cerrada.

“Si la vida social y cultural del municipio se viene desarrollando con normalidad; si la incidencia del Covid-19 en la localidad es similar a la de otros municipios; si no existen medidas limitativas o restrictivas para los ciudadanos al objeto de salvaguardar la salud pública, estamos ante una medida discrecional que conculca derechos fundamentales y supone una anormalidad democrática”, han apostillado.

El PP ha añadido que para el “más Alto Tribunal, las dos libertades señaladas -el derecho de información y el derecho a la libertad de expresión- son de interés general para asegurar la existencia de una sociedad democrática, que no es posible sin una opinión pública libre”. De este modo, el recurso presentado por el PP solicita que se declare la nulidad del decreto de la alcaldía de Alburquerque, “volviendo el pleno a ser convocado garantizando la asistencia de público y de cualquier medio de comunicación”.


Galería de imágenes