Badajoz y Coria son las dos poblaciones extremeñas con mayor riesgo de inundación, según los datos históricos que arrojan ambas poblaciones y el análisis de riesgo del Plan Especial de Protección Civil (INUNCAEX).

Este dato se ha puesto de manifiesto este viernes  en la presentación del Sistema de Predicción inteligente de Avenidas de Agua (Red SPIDA) por parte de la directora general de Emergencias, Protección Civil e Interior, Nieves Villar.

Desde el Centro de Urgencias y Emergencias 112, Villar ha expuesto, en conexión ‘streaming’ con el Centro Alerta2 de Cáceres, que este sistema de prevención y alerta está ya disponible en 18 municipios y que se ampliará próximamente hasta las 20 poblaciones, con dos nuevas ubicaciones en las localidades cacereñas de Baños de Montemayor y Nuñomoral.

Anuncios
Anuncios

Se trata de un sistema de medición del nivel del agua, que renueva datos cada diez minutos en una veintena de emplazamientos de los ríos de la comunidad autónoma.

Además, incorpora cámaras con videovigilancia para observar y recoger imágenes en tiempo real, con el objeto de prevenir inundaciones.

La Universidad de Extremadura ha diseñado esta aplicación, que se presentó a primeros de octubre a los municipios que integran la red preventiva, dentro del marco de un proyecto transfronterizo de redes de alerta temprana en el que también colabora la autoridad nacional de Protección Civil, la Agencia de Medio Ambiente portuguesa, Cruz Roja y la Dirección General de Política Forestal, coordinados por la Dirección General de Emergencias, Protección Civil e Interior.

La aplicación web permite ver las crecidas que puedan registrarse, y traduce y analiza los datos que servirán para establecer modelos, medidas correctoras, así como para establecer una alerta tipo semáforo con el nivel de riesgo de cada municipio.

Por todo ello, se trata de una herramienta para gestión de riesgos para los ayuntamientos que también puede consultarse en abierto y constituye una herramienta de información a la población de protección civil.

Este sistema resulta de gran utilidad para efectivos de protección civil con el fin de reducir los riesgos ante posibles crecidas o desbordamiento de ríos, destaca la Junta de Extremadura en nota de prenas.

Las poblaciones que ya se están monitorizando,  según Villar, son Torrejón el Rubio, Navaconcejo, Hervás, Aldeanueva del Camino, Coria, Moraleja, Calamonte, Balboa, Alconchel, Badajoz, Esparragosa de la Serena, Villagarcía de la Torre, Cáceres, La Roca de la Sierra, Barbaño, Valdeíñigos de Tiétar, Almendralejo, Mérida, Nuñomoral y Baños de Montemayor. EFE.


Galería de imágenes