El órgano renacentista en uso más antiguo de España y uno de los más antiguos de Europa romperá este sábado su silencio con un concierto en la Iglesia de Santa María de la Consolación del municipio cacereño de Garrovillas de Alconétar, en el que se rescatarán partituras inéditas del Archivo del Real Monasterio Santa María de Guadalupe.

Será la primera vez que este histórico instrumento, que data de mediados del siglo XVI y su construcción se fechó anterior a 1578, haga sonar sus tubos del tiempo con la vitola de Bien de Interés Cultural (BIC), que le otorgó la Junta de Extremadura en 2020. El único instrumento musical BIC de toda la región.

«Es un acontecimiento único», ha expresado a Efe el periodista extremeño Julián Barriga, nacido en Santiago del Campo (Cáceres) en 1943, aunque es garrovillano de adopción y promueve desde su retiro en Madrid la conservación de esta joya del patrimonio cultural.

Anuncios
Anuncios

Asegura que ahora lucha porque se conozca esta joya musical que atesora la región extremeña, y que ha permanecido silenciada durante demasiado tiempo.

La oportunidad se presenta este sábado, con un concierto a cargo del Coro Amadeus, a partir de las 20:00 horas y con entrada libre hasta completar el aforo. El coro, que dirige Alonso Gómez, interpretará música inédita del archivo musical del Monasterio de Guadalupe, y el órgano renacentista será protagonista absoluto en varios momentos del concierto.

«Ya no quedan apenas organistas», lamenta el periodista extremeño, porque «casi nadie sabe tocar esta reliquia del patrimonio histórico-cultural».

Será el organista de Llerena (Badajoz9 Miguel del Barco Díaz el que se encargue de hacer sonar esta cápsula musical del tiempo, que «te devuelve al sonido original del siglo XVI».

El concierto se enmarca dentro del Año Jubilar de Guadalupe, y por eso estará compuesto por piezas transcritas íntegramente desde fuentes musicales extremeñas conservadas en archivos de centros religiosos de la provincia de Cáceres y Badajoz.

Todas las obras (que no suenan desde el siglo XVIII) se conservan manuscritas e inéditas en el citado monasterio guadalupense y en el convento Santa Clara de Zafra (Badajoz).

El órgano renacentista abandona su letargo arropado por la protección BIC e impulsado por la Asociación «Domingo Marcos Durán», que promueve la conservación y promoción de este instrumento, considerado como uno de los bienes culturales más importantes del patrimonio histórico de Extremadura.

Musicólogos, maestros organeros y organistas de varias nacionalidades visitan con frecuencia este excepcional instrumento enclavado en una población con notables elementos patrimoniales, entre ellos su plaza porticada; catalogada como uno de espacios más sobresalientes de la arquitectura rural de España.

Recientemente, la discográfica europea Brilliant Classics ha editado y comercializado un disco de música clásica grabado con el singular instrumento. Y ahora se trabaja en documentar la fecha exacta del órgano, «que es muy posible que se remonte a principios de 1500», sostiene Julián Barriga, que también pertenece a la citada asociación.

El colectivo está dispuesto a potenciar las ocasiones de interpretar sobre este instrumento, que encapsula el sonido original de hace 500 años y pone a Extremadura en el mapa internacional de la música antigua. EFE