La Cumbre Hispano-Lusa celebrada este jueves en Trujillo pasó de largo sobre los temas que interesan a los ciudadanos extremeños, como el tren de alta velocidad Madrid-Badajoz o la prolongación de la autovía EX-A1 desde Moraleja a Termas de Monfortinho y desde aquí hasta la ciudad portuguesa de Castelo Branco.

El encuentro se desarrolló bajo el lema «Por la movilidad sostenible», pero en el foro bilateral de trabajo en el que se analizó la estrategia común de desarrollo transfronterizo se firmaron cuatro memorandos y el relativo a la cooperación de infraestructuras viarias sólo contempla la restauración del puente internacional sobre el río Miño.

Como ya sucediera en Navalmoral de la Mata el pasado 26 de agosto, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, fue recibido con sonoras protestas en Trujillo, municipio anfitrión de la XXXI Cumbre hispano-lusa en la que el máximo mandatario español y el primer ministro portugués sortearon su paso por la plaza mayor para evitar los silbidos.

Anuncios
Anuncios

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, recibió a Sánchez y al primer ministro del Gobierno de la República Portuguesa, Antonio Luís Santos da Costa, momentos antes de que iniciaron su encuentro bilateral junto con miembros de sus ejecutivos en el Palacio de los Duques de San Carlos, donde se oían las voces de los manifestantes.

La cumbre ha servido para la promoción turística de este enclave monumental y para aglutinar a la prensa que, independientemente de sus diferencias ideológicas, se unió en un monumental cabreo por el trato recibido: mala gestión de los canales de información, aislamiento de los periodistas sin acceso a los contenidos informativos y limitación de las preguntas; sólo pudieron interrogar a los dos mandatarios dos periodistas portugueses y dos españoles, uno de Televisión Española y otro de eldiario.es.

TREN Y AUTOVÍAS

Los temas que todos esperaban no se pusieron sobre la mesa. Pedro Sánchez se limitó a indicar, como ya hizo el pasado fin de semana en el congreso regional del PSOE de Extremadura, que el verano de 2022 habrá un tren rápido desde Plasencia a Badajoz. Pero no será el AVE, sino un tren diésel sin electrificar.

Costa dijo a los periodistas que Extremadura es una comunidad autónoma estratégica para las conexiones por tren con España, pero ni siquiera insinuó la intención del Gobierno de Portugal de dar continuidad al tren de alta velocidad desde Badajoz a Lisboa, si es que algún día es realidad. Hace 18 años, en la Cumbre Ibérica de Figueira da Foz, los Gobiernos de ambos países se comprometieron a desarrollar un tren de alta velocidad que debería haber estado operativo en 2010 y que aún continúa siendo una promesa.

La idea que ha intentado transmitir el Gobierno es que la regularidad anual de estos encuentros otorga un valor decisivo al fortalecimiento de la relación bilateral entre España y Portugal, países vecinos, amigos y socios estratégicos dentro de la UE. Sánchez y Costa han firmado un nuevo Tratado de Amistad y Cooperación, pero con escaso contenido.

Tanto Pedro Sánchez como Antonio Costa se han comprometido a promover un Centro Ibérico de Energías Sostenibles, que deberá tener un desarrollo equivalente al Laboratorio Internacional Ibérico de Nanotecnología de Braga. España considera fundamental para la transición ecológica la apuesta por el hidrógeno renovable. En ese sentido tiene previsto crear en Cáceres el Centro de almacenamiento energético e hidrógeno renovable, para el que el Gobierno va a destinar 70 millones de euros de inversión del plan de recuperación.

CON LOS JÓVENES

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha participado junto a Pedro Sánchez y António Costa, en un encuentro con jóvenes españoles y portugueses en el que han analizado el futuro de Europa.

Fernández Vara ha señalado que “no sabemos dónde y cuándo vamos a terminar de construir esta Europa, pero sin ella el futuro para países como los nuestros no existe”. En este contexto, ha recordado que España y Portugal tienen en esta unión sus principales argumentos para trabajar a diario.

El jefe del ejecutivo regional ha puesto de manifiesto que la vida de los ciudadanos está estrechamente vinculada a nuestra pertenencia a la Unión Europea y ha advertido que para que tenga un papel de actor principal en el mundo tenemos que ser conscientes de que cada día tendremos que ceder algo de nuestra soberanía, no solo en lo económico, sino también en lo convivencial.