•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes a la Unidad de Seguridad Ciudadana (USECIC) de la Comandancia de Cáceres y al Equipo ROCA de Coria (Cáceres), han llevado a cabo dos actuaciones contra el tráfico y el cultivo de drogas en las localidades cacereñas de Cadalso, Santibáñez el Alto y Moraleja, por las que han sido detenidas 7 personas.

Los detenidos está  acusados de cometer un supuesto delito contra la salud pública, por cultivo de marihuana. Han sido aprehendidas un total de 94 plantas de marihuana, cerca de 15 kilogramos de cogollos y una báscula de precisión, según ha informado a los medios la Comandancia de la Guardia Civil de Cáceres.

Así, continuando con las actuaciones que la Comandancia de la Guardia Civil de Cáceres desarrolla para prevenir  y erradicar el tráfico y cultivo de drogas, la primera investigación se ha llevado a cabo en la localidad cacereña de Cadalso, donde agentes del Equipo ROCA de Coria (Cáceres) han conseguido detener a 4 personas (3 hombres y una mujer) como supuestas autoras de un delito contra la salud pública, por cultivo de marihuana.

Anuncios
Anuncios

Esta investigación se inició tras haber tenido conocimiento de que los integrantes de una familia, con residencia en la localidad de Cadalso (Cáceres), pudieran estar dedicándose a la venta de marihuana tras ser cultivada por ellos mismos en un paraje situado en una cercana sierra de Santibáñez el Alto (Cáceres), añade la Guardia Civil en una nota de prensa.

Tras numerosas diligencias de investigación, donde ha sido determinante la colaboración de agentes pertenecientes al puesto de Gata (Cáceres), la actividad operativa del Equipo ROCA permitió sorprender, el pasado día 28 de septiembre, a dos miembros de esta familia cuando bajaban caminando esta sierra, monte a través, transportando a sus espaldas cuatro bultos de grandes dimensiones.

La información facilitada a los medios de comunicación indica que “cuando los agentes procedieron a darles el alto, los dos hombres arrojaron los bultos al suelo huyendo a la carrera del lugar, si bien ya habían sido reconocidos por los agentes quienes, al verificar el contenido de los bultos que transportaban, pudieron comprobar que se trataba de numerosas plantas de marihuana, en total 32 plantas, las cuales fueron aprehendidas”.

Horas antes, estas dos personas habían sido trasladas hasta el lugar por otro miembro de la misma familia, quien logró ser sorprendido por los agentes cuando volvía para recogerlos, siendo detenido en ese momento como supuesto partícipe en los hechos. Se trataba de un varón de 23 años de edad. Además, los agentes observaron en esta zona a un cuarto miembro de la familia, una mujer que, con actitud vigilante, se encontraba esperando en las proximidades de un camino.

Minutos después, y ya en la localidad de Cadalso (Cáceres), la mujer pudo ser identificada por los agentes cuando se encontraba en una parcela de su propiedad. En una nave agrícola de esta parcela, y a través de una ventana, los agentes pudieron observar colgadas varias plantas de marihuana. La posterior diligencia de entrada y registro en la nave, permitió hallar en el interior un total de 54 plantas que se encontraban en proceso de secado, las cuales fueron intervenidas por los agentes, quienes procedieron a la detención de la mujer, de 55 años de edad, como supuesta responsable de un delito contra la salud pública por cultivo de drogas.

 

Asimismo, los dos hombres que anteriormente habían intentado huir de los agentes, fueron también detenidos al ser identificado uno en las inmediaciones de la parcela familiar, y personarse el otro, al día siguiente, ante la Guardia Civil de Moraleja (Cáceres). Se trata de dos hombres de 23 y 57 años de edad, respectivamente.

Tras la instrucción de las correspondientes diligencias, los cuatro detenidos, junto con la droga intervenida, fueron puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción en funciones de Guardia de Coria (Cáceres).

DETENIDOS EN MORALEJA

La siguiente actuación se llevó a cabo por parte de agentes pertenecientes a la Unidad de Seguridad Ciudadana (USECIC) de la Comandancia de Cáceres, quienes se encontraban prestando servicio por los extrarradios de la localidad de Moraleja.

Durante el transcurso del mismo, los agentes se percataron de un fuerte olor a marihuana proveniente de una casa de campo, siendo en el momento en que se acercaron a ella cuando varias personas saltaron desde patio trasero de la casa, huyendo a la carrera a través de un maizal existente en el lugar.

Tras realizar una intensa búsqueda por la zona, dificultada por la elevada altura de las plantaciones de maíz que allí se cultivaban, los agentes consiguieron localizar e identificar a una de las personas huidas.

Durante la investigación de estos hechos se incorporaron a la actuación agentes del Equipo ROCA de Coria (Cáceres) y del Puesto de Moraleja (Cáceres), con cuya colaboración se pudo localizar a la otra persona huida, además de identificar al propietario de la vivienda, quien, de forma voluntaria, hizo entrega a los agentes de 8 plantas de marihuana, con un peso bruto superior a los 22 kilogramos. También, se entregó 11 kilogramos de cogollos secos de marihuana y cerca de 4 kilogramos de cogollos en proceso de secado, además de una báscula de precisión utilizada, supuestamente, para pesar la droga.

Finalmente, y gracias a las pesquisas practicadas por los agentes, se pudo determinar la presunta implicación de los 3 hombres, de 30, 61 y 64 años de edad, en un supuesto delito contra la salud pública, por cultivo de marihuana, instruyéndose al efecto las correspondientes diligencias que, junto con la droga intervenida, fueron puestas a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción en funciones de guardia de Coria (Cáceres), según indica en una nota de prensa la Comandancia de la Guardia Civil de Cáceres.

 


Galería de imágenes