•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La sección sindical de USO en la Diputación de Cáceres ha denunciado la falta de personal en el servicio de bomberos provincial (SEPEI) donde, según el sindicato, “no ha habido un aumento de plantilla desde el año 2005”.

En nota de prensa, USO ha recordado que ya en 2017 la Diputación reconoció la falta de 60 efectivos y que a día de hoy solo se han cubierto 35, once por oposición y 24 nuevos interinos, que se corresponden a un número igual de jubilaciones.

“Siguen faltando unos 60 efectivos, todo esto sin contar con los necesarios para abrir los anunciados parques de Trujillo, Guadalupe y Jarandilla”, ha criticado.

Anuncios
Anuncios

El sindicato ha calificado de “nefasta” la política de personal en la institución provincial, con un incumplimiento, a su juicio, de los acuerdos alcanzados “de manera sistemática”.

Recuerdan que la tristemente fallecida presidenta Charo Cordero fue una de las piezas fundamentales para llegar a los acuerdos antes mencionados y que ahora el actual equipo de gobierno, del que varios de sus miembros estaban en la anterior legislatura y votaron a favor de dichos acuerdos, como el actual presidente Carlos Carlos, “no están llevando a cabo”.

Para USO, hay que abordar un relevo generacional en Diputación ante el número de jubilaciones sin cubrir.

En concreto, en el SEPEI, ha denunciado la falta de organización, que conlleva un “gasto innecesario” para las arcas provinciales y una “baja calidad” a la hora de prestar el servicio de bomberos en la provincia de Cáceres, con diferencias según zonas, al existir, ha dicho, parques de primera, segunda y tercera.

Coacciones y amenazas a los trabajadores, “obligados” a permanecer en el parque fuera de su jornada laboral, incluso con los servicios mínimos cubiertos, es otra de sus quejas.

En su opinión, esta situación ha llevado a un servicio “no acorde a los tiempos actuales siendo deficitario en muchas áreas y que se sostiene únicamente gracias a la buena voluntad de los trabajadores”, ha asegurado.

Además, ha añadido que por no cumplir los acuerdos, “que antes sí les parecían validos”, la Diputación “tiene paralizada la esperada Ley de Coordinación de Servicios Contra Incendios de Extremadura”.

Por último, ha pedido al Equipo de Gobierno que “vuelva” al camino del diálogo y la negociación, para “hacer entre todos una institución acorde a los tiempos que corren” y prestar un servicio “con la calidad y la seguridad suficiente” tanto para los ciudadanos como para los trabajadores. EFE


Galería de imágenes