•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La tasa de mortalidad entre los conductores jóvenes ha aumentado un 20 por ciento en Extremadura en la última década, según Fundación Linea Directa.

Aunque es el colectivo que peor imagen tiene entre los conductores españoles (58 por ciento), los jóvenes españoles de 18 a 29 años son el grupo de edad con menor tasa de mortalidad entre los automovilistas (0,5 por ciento), señala el estudio, que abarca desde el año 2020 a 2019.

Según la aseguradora, este cambio de tendencia se acentúa aún más si se compara a los jóvenes actuales con las generaciones anteriores, ya que en los últimos 30 años los accidentes de tráfico han pasado de suponer el 31 por ciento de los fallecimientos de jóvenes en 1989, a ser el 17 por ciento en 2019, lo que supondría haber salvado alrededor de 35.000 vidas.

Anuncios
Anuncios

Según Línea Directa, aún hay importantes áreas de mejora para los automovilistas más jóvenes, ya que tienen una tasa de accidentalidad más alta que el resto, cometen más excesos de velocidad (72 por ciento) y son los que más usan el móvil mientras van conduciendo (47 por ciento) y se ponen menos el cinturón cuando van de ocupantes (16 por ciento).

El accidente tipo en jóvenes de 18 a 29 años es por no respetar la distancia de seguridad (30 por ciento), en turismos de bastante antigüedad y en vías urbanas (61 por ciento) y suelen sufrirlos hombres (70 por ciento) de 25 a 29 años.

Por comunidades autónomas, Baleares, Cataluña y Madrid son los territorios donde más accidentes de conductores jóvenes se registraron en los últimos 10 años, mientras que Castilla y León, Navarra y Región de Murcia son las que menos.

Extremadura se sitúa por debajo de la media, con un 0,4 por ciento de accidentes sobre el censo de conductores jóvenes. EFE


Galería de imágenes