Una vecina de Moraleja ha denunciado la situación que están viviendo desde el 22 de septiembre, día en el que su padre inició el tratamiento de quimio y radioterapia en los hospitales de Cáceres y Plasencia tras serle diagnosticado cáncer de esófago.

En este sentido, esta vecina ha manifestado a LA MAÑANA de Radio Interior que su padre, de 80 años, espera diariamente más de una hora para que llegue una ambulancia que le traslade hasta su domicilio ubicado en la localidad cacereña de Moraleja.

“La familia está indignada y mi padre está enfadado. Necesitamos contar por lo que nuestro padre está pasando” así inicia esta vecina el relato que ha dirigido a LA MAÑANA de Radio Interior. Esta le pregunta “al señor Vara y Vergeles” si creen que “es justo y normal que mi padre tenga que esperar más de una hora en la puerta del hospital para irse de regreso a casa después de la radio o quimioterapia.»

Anuncios
Anuncios

Esta moralejana denuncia que, tras más de cuatro horas de duración de una sesión de quimioterapia, llamó a la base de ambulancias para pedir el traslado de vuelta y, sin embargo, se encontró con la sorpresa de que dicho vehículo acababa de salir de camino a Badajoz.

Esta situación no solo ocurre en el Hospital de San Pedro de Alcántara de Cáceres, sino también con el Virgen del Puerto de Plasencia. “El día que le toca radio en Plasencia y quimio en Cáceres salimos de casa a las siete de la mañana y regresamos a las siete de la tarde debido al retraso las ambulancias en ambas localidades.” En la jornada de este jueves la espera llego a dos horas.

Esta vecina de Moraleja vuelve a preguntarse que si es justo que su padre tenga que “penar por el mal control y reparto que hacen en la base de las ambulancias.”

“Toda la vida pagando a la seguridad social y resulta que, en este caso, que por desgracia necesitas la atención de las ambulancias, se haga tan mal reparto y al final quien pague los platos rotos sea el enfermo.”

Esta moralejana finaliza cuestionándose, una vez más, si servirá de algo poner reclamaciones en los hospitales.