•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Junta de Extremadura ha afirmado este viernes que el soterramiento de las vías del futuro AVE a su paso por Navalmoral de la Mata supondría una “importante afección medioambiental” y ha defendido el proyecto presentado por Adif por mejorar el redactado anteriormente e incrementar la inversión en un 30 por ciento.

La directora general de Transportes, Eva María Sánchez-Montero, se ha pronunciado así en la Comisión de Movilidad, Transporte y Vivienda de la Asamblea, a una pregunta del PP sobre cómo valora la Junta la posición del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias -entidad pública dependiente del Ministerio de Transporte- respecto a las peticiones de este soterramiento.

En su repuesta, ha señalado que el Ejecutivo regional no va a cuestionar un informe realizado por “técnicos perfectamente cualificados -de Adif- teniendo los datos que tienen y con los condicionantes que presenta la obras”.

Anuncios
Anuncios

Ha explicado que la propuesta de soterrar el tramo urbano supondría una “importante afección medioambiental” al interceptar completamente el flujo del nivel freático perpendicular a dicho soterramiento. Esta solución, según ha indicado, exigiría una nueva declaración de impacto ambiental, además de estudios hidrogeológicos.

Ha advertido además de que un nuevo estudio informativo al respecto “no implica necesariamente que esa solución vaya a ser admitida” ni una garantía de que esa propuesta pudiera salir adelante, “perdiendo tiempo y la posibilidad de ejecutar los fondos en el periodo estipulado”.

Sánchez-Montero ha subrayado asimismo que “no se contempla la ejecución de ningún muro”, sino la instalación de pantallas de metacrilato translúcido “con cuidada integración paisajística” y con el fin de garantizar la seguridad de la explotación ferroviaria y de la ciudadanía.

Al margen de ello, ha recordado que el proyecto del tramo Arroyo Santa María-Navalmoral del AVE, por el que incluye Navalmoral de la Mata, se aprobó inicialmente en 2011 y no llegó a licitarse, lo que llevó a que en 2018 se licitara uno nuevo incluyendo mejoras como la supresión de seis pasos a nivel, dos de ellos urbanos.

En este sentido, ha valorado que este último mejora “sustancialmente” la permeabilidad transversal y ha resaltado esfuerzo inversor realizado por el Ministerio aumentando en 21 millones las inversión en la localidad -de 73 a 94 millones-, lo que supone en torno a un 30 % de incremento.

Ha acusado además al PP de cambiar de opinión porque estuvo de acuerdo con el proyecto aprobado en 2011 pese a ser “bastante peor que el aprobado ahora”, al tiempo que le ha invitado a regresar al Pacto del Ferrocarril de Extremadura.

Por su parte, el diputado del PP Víctor del Moral ha acusado a la directora general, y al Gobierno regional, de representar más lo intereses de Adif que los de los extremeños al aceptar sus postulados.

En su opinión, los supuestos impedimentos técnicos son “excusas demasiados endebles” dado que considera que el único obstáculo real es el económico.

“La única excusa es que no se quiere financiar con 180 millones el sobrecoste que tiene este soterramiento”, ha aseverado Del Moral, que ha instado al Ejecutivo extremeño a “pelear” por las infraestructuras que reclaman los ciudadanos.

En este sentido, ha considerado “lamentable” que el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, “diga que no le importa que le den 1.500 millones extra a Cataluña porque están muy mal en sus infraestructuras” y no luche, a su juicio, por las infraestructuras que necesita el pueblo extremeño.

Una posición, ha añadido, que también ha adoptado en el caso de la autovía A-43, la autovía Badajoz-Cáceres y la reposición total de los servicios ferroviarios y aéreos


Galería de imágenes