La Federación Empresarial Placentina (FEP) y sus asociaciones miembros han mostrado su oposición frontal a la posibilidad de que se produzca un cierre perimetral en Plasencia.

Si hace escasas semanas la propia Consejería de Sanidad de la Junta de Extremadura manifestaba la ineficacia de esta medida, los empresarios placentinos no pueden comprender «por qué ahora se plantea su adopción pues las circunstancias que hacían imposible su eficacia son las mismas ahora que entonces: la gran cantidad de entradas y salidas de la ciudad y la imposibilidad de ejercer controles con los efectivos policiales disponibles.»

La FEP pide a la Junta de Extremadura que valore el daño que va a causar a los negocios de la ciudad por la aplicación de unas medidas de «dudoso resultado» y que la misma Junta ha considerado de «poco impacto.»

Anuncios
Anuncios

Finalmente, ha mostrado su confianza en que, finalmente, «impere el sentido común» y no se aplique el cierre perimetral para la ciudad de Plasencia pues consideran que supondrá un golpe irreversible para sus negocios.