La Confederación Regional Empresarial Extremeña (CREEX) ha recomendado a empresas y trabajadores que se tomen medidas como la distribución de tareas en el horario laboral o la implantación de otras disposiciones especiales ante la ola de calor que se prevé para los próximos días, con temperaturas que pueden alcanzar los 44º.

Esta situación afectará muy especialmente a aquellos trabajos que se desarrollan al aire libre, como los relacionados con la agricultura, ganadería, construcción o jardinería, entre otros, y a los que tienen lugar en recintos cerrados pero con maquinaria que genera altas temperaturas, como hornos de panadería, fundiciones, cocinas, etcétera.

“Debemos anticiparnos a problemas graves como el golpe de calor, y también a aquellos quizá no tan graves, como los desvanecimientos, pero que en según qué actividades pueden suponer un importante riesgo”, ha explicado Javier Peinado, Secretario General de la CREEX.

Anuncios
Anuncios

Por ello, desde la organización que representa al tejido productivo extremeño, han aconsejado adaptar en lo posible los horarios para que las tareas de mayor exposición y riesgo se realicen a horas tempranas, proveer de puntos de agua potable adicionales, establecer zonas resguardadas del sol para los descansos y, en el caso de trabajos en recintos cerrados, garantizar una ventilación continua.

El secretario general de la CREEX, Javier Peinado, ha señalado que “en Extremadura estamos habituados a estas situaciones extremas, y la mayor parte de empresas ya adaptan su jornada para empezar más temprano y evitar las horas centrales del día, pero aun así no está de más recordarlo, y más con las temperaturas que se anuncian”.

Además, el dirigente de la organización ha alertado sobre una circunstancia excepcional, “nunca podemos, con la excusa del calor, relajar el resto de medidas preventivas. Elementos de protección individual como cascos, arneses, botas, etcétera, no deben obviarse por mucho calor que haga, por ello hay que tomar medidas adicionales, pero que no vayan en detrimento de la seguridad laboral”, ha añadido Peinado.

Respecto a las declaraciones que la ministra de trabajo realizó hace unas semanas, Peinado ha señalado que “no es necesario que la Ministra de Trabajo despilfarre el dinero de todos para montar campañas que más parecen una caza de brujas que otra cosa, demonizando de nuevo al empresariado y amenazando con multas en Extremadura sabemos de sobra cómo actuar cuando vienen las temperaturas extremas, y empresariado y trabajadores saben qué hacer, porque así se les ha ido transmitiendo cada verano. Sobran amenazas y falta conocimiento de la realidad”, ha concluido el secretario general de la CREEX.