•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El PSOE de Talayuela ha provocado una crisis de gobierno sin precedentes al deshacerse por sorpresa de los dos concejales independientes de la formación Contigo que le prestaban su apoyo y anunciar que sacará adelante las cuestiones esenciales de interés para los vecinos con el respaldo de los concejales del PP, que hasta ahora eran su oposición.

Socialistas y populares han emitido un comunicado conjunto en el que argumentan “razones de peso” que no han sido dadas a conocer y que suponen la ruptura del pacto de gobierno del PSOE de Talayuela con el grupo Contigo. Ambas formaciones reconocen que han entablado conversaciones y han decidido que el PSOE continúe gobernando en solitario con apoyos puntuales del PP.

La candidatura socialista que encabezó el actual alcalde de Talayuela, Ismael Bravo, contó con el apoyo del 40,92% de los electores, que le otorgaron 1.192 votos y seis concejalías. La segunda formación más votada fue la del PP (37,86%, cinco concejalías y 1.103 votos). Al no obtener mayoría absoluta, el PSOE se vio obligado a firmar un pacto de gobierno con la formación Contigo (13,32% de los sufragios con 388 votos y dos concejales). Desde el inicio de la legislatura, Soledad Castellano, que encabezó la candidatura independiente Contigo, es la teniente de alcalde y soporta buena parte de la carga estructural del ayuntamiento, ya que Ismael Bravo no está liberado ni cobra como primer edil.

Anuncios
Anuncios

El insólito comunicado conjunto de los dos principales partidos con representación municipal en Talayuela también menciona la “gravedad de los hechos” que han llevado a los socialistas a adoptar esta decisión, que cuenta con el apoyo de los populares “atendiendo a su responsabilidad política y su compromiso con sus vecinos”. No obstante, el PP ha aclarado que no entrará en el actual gobierno, pero prestará su apoyo “para poder sacar adelante las distintas cuestiones de interés general que se presenten a pleno”.

EMPLEADOS MUNICIPALES

En el comunicado conjunto, socialistas y populares no entran en el fondo de la cuestión que ha provocado la ruptura, pero el alcalde ha arrojado algunas pistas en el perfil del facebook del Grupo Municipal Socialista, donde ha destacado la necesidad de garantizar el bienestar de los vecinos de Talayuela y actuar en defensa de los derechos de los trabajadores municipales.

“Ha sido una decisión meditada cuyo objetivo último es el interés general de la ciudadanía; el PSOE y el Partido Popular, dejando atrás cualquier interés partidista, por responsabilidad y compromiso con Talayuela y sus gentes, toman pues esta decisión”, ha indicado Ismael Bravo.

Según ha sabido LA MAÑANA de Radio Interior, la ruptura se ha acelerado tras las discrepancias surgidas entre algunos empleados públicos y los dos concejales del Grupo Municipal Contigo, que habrían mostrado su intención de despedirles. A ello hay que unir el exhaustivo control que desde hace meses ejerce en todos los departamentos municipales la asesora y jefa de gabinete, María del Carmen Blázquez, una mujer impuesta por el PSOE que ya fue teniente de alcalde con la que fuera alcaldesa de Plasencia, Elia María Blanco. El nuevo cargo, creado ex profeso para ella hace apenas unos meses, ha servido para tapar el vacío de poder que podría existir en determinadas jornadas en las que el alcalde se encontraba ausente y era necesario adoptar decisiones importantes de partido que obligatoriamente debían pasar por la mesa de la independiente Soledad Castellano como teniente de alcalde.

“Son ya demasiados años los que distintos gobiernos de diferente color tienen que verse sometidos a las presiones de aquellos que en una clara minoría pretenden imponer, siendo siempre los mismos y bajo diferentes paraguas políticos, demostrando así su falta de coherencia, unos intereses que poco tienen que ver con los de nuestro municipio y del interés general”, han coincidido en afirmar PSOE y PP, que pretenden dar “una lección de humildad” a los ediles independientes que, en su opinión, alardean de quitar y poner alcaldes.

Y lo cierto es que la llave de la gobernabilidad siempre ha estado en sus manos, pues en las cuatro últimas legislaturas la formación encabezada por Soledad Castellano ha sido la que de manera ininterrumpida ha decidido quién era alcalde en el Ayuntamiento de Talayuela, donde hace años desaparecieron las mayorías absolutas. Tras las elecciones municipales de 2007, 2011 y 2015 permitieron que gobernase la lista del PP, encabezada por Raúl Miranda, y en 2019 prestaron su apoyo al PSOE de Ismael Bravo; en todos los casos, siempre han aupado al poder al cabeza de lista que ha obtenido el mayor número de votos.

REACCIÓN DE CONTIGO

La reacción del Grupo Municipal Contigo no se ha hecho esperar y asegura que se han producido “ciertas irregularidades” que están perjudicando al pueblo de Talayuela “para sólo y llanamente el beneficio personal de ciertos miembros del Partido Socialista”. Los independientes de Contigo han dado la vuelta al comunicado conjunto de PSOE y PP y anuncian que han decidido “romper el pacto de gobierno establecido, salvaguardando su integridad para no verse salpicados” por estas irregularidades. De hecho, el alcalde no ha revocado oficialmente sus atribuciones a la teniente de alcalde, que “lamenta profundamente el giro político ambicioso y obsceno que ha tomado el Partido Socialista”.

Los concejales de Contigo instan “a la integridad de sus miembros” para que “abandonen las ansias de beneficio personal y recapaciten para poder reconducir el buen hacer que hasta ahora se estaba logrando, apelando a la integridad moral de parte de los miembros del Partido Socialista”.

El PSOE pretende llegar al final de la legislatura gobernando en minoría sin los dos compañeros de gobierno que le respaldaban hasta ahora y con el apoyo de cinco concejales del PP que no están sometidos a la disciplina de partido y que en las distintas sesiones plenarias celebradas hasta ahora no han votado de manera consensuada.

Hace tan solo unas semanas, los concejales populares decidieron no acudir al acto organizado para homenajear a los alcaldes y concejales de la democracia y dejaron solo al que fuera su líder durante 12 años, Raúl Miranda, quien criticó su ausencia advirtiendo que no echaba en falta a nadie. El PP no ha interpretado este acuerdo con los socialistas como un pacto de gobierno, sino como una estrategia que le permitirá salir de su bache electoral -acentuado por la irrupción de Vox- y alzarse con la alcaldía en las próximas elecciones municipales.


Galería de imágenes