Si alguien piensa que los detalles acerca de los brotes de la Covid-19 son invención de los medios de comunicación está equivocado. El Ejecutivo extremeño, que ha advertido de forma reiterada sobre las negativas consecuencias de la movilidad y su vinculación a la propagación de la enfermedad, ha comenzado a dar cada vez más detalles sobre los nuevos contagios grupales, cuidando siempre el derecho a la intimidad de las personas. Otra cosa es que a través de las redes sociales y sin ningún respeto se hayan revelado nombres y apellidos de personas contagiadas que han originado molestias entre los aludidos.

Si sabemos que un estudiante de Salamanca fue el caso índice de un brote en Coria-Torrejoncillo, que un cumpleaños desencadenó los contagios en Malpartida de Plasencia o que una fiesta estudiantil originó varios positivos en Moraleja es porque lo han dicho de forma clara los autos de la sala de lo contencioso administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura.

Generalmente los brotes se dan a conocer con un número, pero después de 500 sólo en lo que va de año, hay ocasiones en las que se les identifica con un “apellido” peculiar. En la información proporcionada a los medios de comunicación este lunes, el brote número 498, que afecta al municipio pacense de Don Benito, de origen escolar, ha sido denominado por las autoridades sanitarias extremeñas como “inmersión lingüística”; tiene 14 positivos con otros 14 contactos estrechos. También en Don Benito hay otro brote, el número 499, que tiene origen social, 5 casos activos y 65 contactos estrechos. Por motivos obvios, la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta de Extremadura ha puesto un nombre peculiar al brote: “Que no pare la fiesta”.

Anuncios
Anuncios

En el mismo área de salud -Don Benito-Villanueva de la Serena-, pero esta vez en el municipio de Castuera , se ha originado un brote de origen mixto con 3 positivos y 13 contactos al que las autoridades sanitarias han decidido llamar “Del Puerto a Castuera”, aunque no se especifica si es por los movimientos de los afectados desde Puerto Mejoral o la localidad de Puerto Hurraco. Este brote es el número 500 desde que se inició la pandemia.

Otros tienen nombres que únicamente hacen referencia a los municipios de los contagiados; es el caso del brote 501, de origen social, con 5 positivos y 41 contactos, que se ha llamado “Abertura-Trujillo”, o el del número 502, de Alagón del Río y también de carácter social, con 18 contagiados y 58 contactos estrechos, al que han decidido poner el nombre del municipio donde se ha originado.


Galería de imágenes